fbpx

¡Headbangers del mundo, uníos!

Como ya saben, Teotihucán será sede del Force Fest Music 2018 los días 6 y 7 de octubre, festival que es una auténtica carta de amor con beso y perfume para los Meatlheads del centro del país y los que quieran sumarse. Nacido en la CDMX, presentado en Guadalajara y este año en el Estado de México, el campo de golf de Teotihuacán será sede para miles de fans con un atractivo programa, con dos días de riffs, licks, mateos intensos, sudor y cerveza sin interrupciones. La propuesta del Force Fest es diversa y variada, dentro de los límites de su propio género, y ofrecerá algo para cubrir la amplitud de subgéneros del Metal. Dicho esto, así es como se compone el cartel que estará haciendo mosh pits y volar cerveza en la primera semana de octubre.

 

Resultado de imagen para Force Fest Music 2018

 

 

System of a Down: También conocidos como SOAD, los System of a Down se formaron en Los ángeles, California, en 1994. Este año, Serj Takian, Daron Malakian, Shavo Odadjian y John Dolmayan, de ascendencia armenia, visitarán suelo mexiquense para interpretar algunos de los temas que los colocaron en la cima del Nu Metal a principios de los dos miles.

 

 

 

 

 

 

Slayer: La banda de Thrash por antonomasia, miembro de los Grandes Cuatro, continúa perforando tímpanos luego de una intensa actividad tanto en el estudio como en los escenarios desde 1981. Los de Oakland, California, ya son asiduos a nuestro país y este año Kerry King, Tom Araya y Dave Lombardo pondrán a moshear en tierra sagrada.

 

 

 

 

 

 

Alice in Chains: El Grunge no está muerto y los de Seattle vienen a dar una presentación llena de poder y nostalgia, para recordar uno de los actos más significativos del género en los noventas, junto a Pearl Jam, Nirvana, Tad o Gumball, y conmemorar, de paso, a Layne Staley, frontman que falleció en 2002 luego de una grave adicción a las drogas.

 

 

 

 

 

 

Nofx: California trae presencia en el Force Fest y para sazonar con algo de Punk Rock nos trae al carismático, siempre enfadado, Fat Mike y compañía, quienes presentarán algunos de sus clásicos temas dentro de su vasto catálogo que data desde 1983.

 

 

 

 

 

 

Carcass: Death Metal británico en su más fina expresión, dando caña desde 1985, los de Liverpool visitan México luego de una trayectoria con altibajos, cambios de alineación y reencuentros para darle gusto a todos los que no han tenido oportunidad de escucharlos en directo.

 

 

 

 

 

 

The Used: Una de las quintaesencias del Emocore estadounidense, allá en la primera década de los dos miles, el dramático Bert McCracken viene acompañado de la alineación original para revivir esos años de uñas negras, delineador y fotografías tipo MySpace.

 

 

 

 

 

 

Daron Malakian and Scars on Broadway: Spin off de Malakian, guitarra de SOAD, la banda fundada en 2006 presentará su último álbum, Dictator frente a un público que mayormente lo recuerda por su banda original. Luego de hiatos, reticencias, cambios de alineación e inestabilidades emocionales, habrá que ver cómo se lucen los oriundos de Los Ángeles, California.

 

 

 

 

 

 

Dee Snider: El multifacético frontman de la emblemática banda de Glam Metal Twisted Sister presenta su acto solista, con el que ha dado giras desde hace ya un largo tiempo. Histriónico, enganchador, con una de las voces más distintivas de los años ochentas, Snider trae la nostalgia del fin de siglo.

 

 

 

 

 

 

Steel Panther: Más Glam, ahora en su presentación moderna, los de Los Ángeles harán su ya distintivo performance que recrea desde la sátira el exacerbado estilo de vida del Rockstar ochenteno, cuando el Heavy Metal se encontraba en la cúspide, el sexo era abusado en la mercadotecnia, el machismo rozaba en la caricatura y el spray para el cabello comenzaba a perforar la capa de ozono

 

 

 

 

 

 

Sacred Reich: El Thrash se ha distinguido en la historia del Metal por cosas como su velocidad, su intempestiva entrega, el comentario tanto político como social y su facha de skinny jeans rasgados, Chuck Taylors negros y snapbacks negras con la visera levantada y la leyenda “Suicidal Tendencies” en reconocimiento a la ex banda de Robert Trujillo y al movimiento Hardcore en general. Sacred Reich no es la excepción.

 

 

 

 

 

 

DevilDriver: El Groove Metal no se queda sin representar en el Force Fest y los de Santa Bárbara, California, vendrán a demostrar que su último corte, Outlaws til the end: Vol. 1, sigue sacudiendo largas cabelleras.

 

 

 

 

 

 

Dokken: Auténtico Heavy Metal de finales de los años setentas, Dokken convertirá el escenario en su Sunset Strip personal para compartirnos la experiencia. Junto a Seel Panther y Dee Snider, la triada hará recordar a los más viejos y pondrá a los más jóvenes a sacudir cabelleras como si el Heavy aún estuviera en todos los reflectores.

 

 

 

 

 

 

Pop Evil: Breakdowns a granel tendrá el Force Fest y con Pop Evil habrá mosh pits también al mayoreo. Directamente desde Michigan, Estados Unidos, estarán presentando su último álbum homónimo y algunos de los temas clásicos, entre ellos el meloso “Somebody Like You”.

 

 

 

 

 

 

Comeback Kid: Los canadienses de Comeback Kid se unen a las filas que oscilan entre el Hardcore, el Post-Hardcore y toda esa cosa buena que nos desgarró la garganta en los dos miles intentando imitar lo que salía de los parlantes, como el Screamo de Alexisonfire o Underoath.

 

 

 

 

 

 

Dark Funeral: Black Metal sueco del más representativo, Dark Funeral visita nuevamente nuestro país para recordarnos, aunque no son Inner Circle noruego, lo que significa y de dónde salió el Trve Black Metal. De su consistente discografía, los de Estocolmo estarán presentando temas clásicos de sus seis álbumes de estudio.

 

 

 

 

 

 

Pestilence: Death metal holandés desde 1986, Pestilence trae su acto de reunión luego de separaciones y reencuentros intermitentes. A toda máquina, Pestilence presenta su último álbum, Hadeon, y temazos de sus cortes anteriores, además de otros que se lanzaron igualmente en 2018.

 

 

 

 

 

 

Amored Saint: Heavy Metal que se une a la triada de Snider, Steel Panther y Dokken, los de Los Ángeles completan la alineación que revive los excesos de los años ochentas. Aunque desde el lado más primitivo, con menos aerosol, Armored Saint recordará esos días de estacionamiento, música en los parlantes del coche, cabelleras y litros de Budwieser en lata.

 

 

 

 

 

 

Asesino: Death metal y Grindcore 50% mexicano y 50% estadounidense, Asesino es el All Stars encabezado por Dino Cazares, “Asesino”, de Brujería, Fear Factory, Pantera y demás actos de prestigio en la escena. Acompañado por Tony Campos, “Maldito X” (ex Soulfly y Static X), y Emilio Márquez, “El Sadístico” de Sadistic Intent, Asesino cubre la demanda del Metal más sucio del cartel.

 

 

 

 

 

 

Hypno5e: Quizás la propuesta más arriesgada del Force Fest, los franceses de Hypno5e presentan su sofisticado enfoque de hacer Metal para diversificar el estándar de este cartel. Avant-garde, progresivo, audaz, los de Montpellier presentarán algunos temas su última larga-duración, Alba – Les ombres arrantes y algunos clásicos de su consistente discrografía.

 

 

 

 

 

 

 

¡Brutal! La adquisición de los boletos se ha dividido en tres fases: para el público general, preferentes y VIPs. A pesar de que aún faltan 2 meses para el festival, los boletos en sección General ya se han agotado en las fases 1 y 2, por lo que para adquirirlos será necesario comprarlos en tercera fase a un precio de dos mil pesos. El costo de los boletos preferentes es de 2 mil 600 pesos en su primera fase y en tercera alcanzarán un precio de 3 mil 300 pesos. Los boletos VIP se ofertan a un costo de 4mil 200 pesos y en su última etapa alcanzarán los 5 mil 600 pesos.

 

 

Para los que vienen de la ciudad de México, se ofrece un paquete llamado “ForcePack”, que incluye entradas, camping de 3 noches y el viaje a un costo de 2 mil 666 pesos. El servicio de transporte se ubicará en 5 puntos diferentes en la ciudad de México, en un horario de salida de las 11:00 hasta las 14:00.

 

 

Vayan ahorrando o rompiendo el cochinito de conciertos, porque los boletos están volando y el Force Fest es un festival que vale la pena especialmente si nunca han podido visitar el Knotfest o el Hell & Heaven, que también se presentan aquí en el Estado de México.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: