Cómo las calaveras llegaron a Toluca

Por: AntonioToledo

 

La feria del alfeñique es, por mucho, una de las tradiciones toluqueñas más antiguas, pintorescas y atractivas que hay en la ciudad.

Se dice que Francisco de la Rosa fue quien inició la tradición de hacer dulces de alfeñique en Toluca, en el año de 1630. El tenía su tienda en la actual calle Independencia y ahí se puso a vender ese dulce.

 

Luego, hasta el año de 1950, se dice que la gente empezó a vender los dulces de alfeñique en los portales de Toluca y también en el Mercado Hidalgo, donde hoy está el Cosmovitral.

 

alfenique-4

 

La historia nos dice que fue hasta 1985 que el gobierno municipal apoya a los más de 60 artesanos alfeñiqueros para que pudieran vender sus dulces y les regala unos locales metálicos para ponerlos en los portales (la neta creo que siguen siendo los mismos).

A partir de eso, se hace oficial la Feria del Alfeñique y la tradición de vender este dulce en días de muertos comienza.

 

 

alfenique-8

 

Hoy en día hay más de 100 artesanos que ofrecen todo tipo de productos típicos de la época y todo para adornar nuestras casas y trabajos con motivo del día de muertos.

Los precios van desde los $2 (unas méndigas calaveritas de chocolate del tamaño de una moneda) hasta los $200, ya las calaveras más elavoradas.

 

La tradición dice que las calaveritas de alfeñique (o de azúcar, pa los cuates) pero poco a poco los artesanos han tenido que adecuarse al mercado y ya hasta calaveritas de chamoy venden.

No falta mucho para que vendan calaveritas digitales.  ¿No crees?

 

Share This: