fbpx

El voyeurismo alcanza su más fina expresión en el Fridabús

 

Es para todos sabido que el romance entre Frida Kahlo y Diego Rivera daba como para hacer una serie de Netflix que lo tuviera todo: guerra, comunismo, capitalismo, arte, política, cultura, intrigas, traiciones, drama, sexo, conspiraciones, mentiras, homicidios… O sea, la vida aquí se lleva de calle a la ficción.

 

Y como son, también, dos de los personajes del arte mexicano más explotados comercialmente, la gente detrás de la Casa Museo La Casa Azul y el Museo Anahuacalli decidieron ofrecer una experiencia con la que podamos llenar esos espacios de indeterminación con tanta imaginación como la vida moderna nos lo haga posible: el Fridabús.

 

La ruta especial del Fridabús, que se desarrolla durante todo este mes, es un tour que te lleva a ambos museos para que puedas conocerlos de jalón, además de que te permite desentrañar algunos de los secretos ocultos en las obras de los Kahlo y Rivera con los que podrás sorprender a tus amiguitos la próxima vez que se toque el tema en la farra. Encima, el tour culmina con la vista al Museo Anahuacalli, que concentra la colección de arte precolombino de los tórtolos en un espacio estéticamente curado para acompañarla.

 

Podrás tomar el Firdabús de jueves a domingo en tres horarios diferentes para que no haya pretexto y el paseo incluye la visita a los dos museos (de Casa Azul a Anahuacalli) y una visita guiada. Te recomendamos llegar temprano, porque no te lo van a reprogramar y también que le apures, porque sólo es para este mes. Tiene un costo de 150 pesos para adultos, 70 para niños y cualquier duda que tengas al respecto, puedes consultar los sitios web www.museofridakahlo.org.mx y www.museoanahuacalli.org.mx.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: