fbpx

Hotel Rodavento lanza Spa inspirado en la naturaleza

Escondido en lo profundo de la naturaleza del Pueblo Mágico de Valle de Bravo, en el Estado de México, el Hotel Rodavento, con 36 habitaciones, acaba de abrir su Spa: un recinto de bienestar con experiencias curativas y personalizadas.

 

Este nuevo recinto está inspirado en la naturaleza para aquellos huéspedes que buscan disfrutar lo mejor del aire libre sin dejar de lado las comodidades.

 

“El spa fue diseñado y curado cuidadosamente para brindar una nueva y distintiva experiencia y alentar a los huéspedes a extender sus viajes y explorar Valle de Bravo, una hermosa ciudad colonial”, comento Gustavo Martínez, gerente general del hotel.

 

Spa Rodavento cuenta con siete salas de tratamiento. La primera tiene una alberca privada con inmersión y fogón, además de un hidrocircuito.

 

El Spa no es para los adictos al teléfono, ya que una de las reglas es el silencio y la desconexión, por lo que al entrar debes dejar tu celular y cámaras en una bolsa que se quedará en recepción.

Para empezar, te invitan al Scru Bar, en donde vivirás una experiencia sensorial interactiva. Aquí podrás hacer tu propio exfoliante, aceite y loción personal para tu tratamiento. Tendrás que elegir entre una mezcla de aromas, hierbas y texturas como: lavanda, menta y manzanilla.

 

Ya que creaste el exfoliante, entras al hammam para comenzar con tu limpieza profunda para maximizar la desintoxicación.

 

Otra recomendación es el hidrocircuito del spa y una amplia gama de tratamientos que incluyen desde masajes, faciales y terapias para antes y después de hacer deporte, con aceite de árnica.

 

Por último, también cuenta con experiencias en pareja en su spa-Yurts, donde el espacio, la decoración, las terapias interactivas y las amenidades que se ofrecen, llevan la vivencia en pareja a otro nivel.

 

El spa fue diseñado por los arquitectos Federico Gómez Crespo y José Antonio Gaxiola, en colaboración con el propietario del hotel, Waldemar Franco, además de contar con el diseño interior de Mariana Valero.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: