Hugs not Walls

Las fronteras no sólo limitan, sino que también separan y destruyen. Y las políticas que las determinan no siempre son las más exactas o las necesarias para la situación global actual.

 

Pero eso no importó en Agosto de este año, cuando la campaña Hugs not Walls se hizo realidad y por tres minutos se abrió la frontera entre Estados Unidos y México, a la altura de Texas, para que familias que han sido separadas por las políticas de migración pudieran abrazarse y convivir por un momento.

El emotivo momento fue captado en video y vaya que se puede soltar una lágrima o dos al verlo.

maxresdefault

Share This: