fbpx

La vida después de Chernóbil

El desastre nuclear de Chernóbil, el más grande de su tipo, dejó secuelas en las zona. Cientos de personas murieron en el accidente nuclear y millones más se vieron afectadas por la radiación que dejó inhabitable la zona.  La población tuvo que migrar dejando atrás sueños, viviendas y una vida. La contaminación provocada por el ser humano destruyó vida a su paso. La destrucción fue inmediata en la zona y paulatina en los alrededores.

 

A pesar de los altos niveles de radiación –tolerables para los turistas– en la actualidad, la naturaleza se ha reapropiado de los espacios, el hormigón se pinta de verde y los animales caminan en las calles que en otro tiempo dominaban los vehículos. En esta serie de fotografías se puede observar a la mancha urbana rebasada por las copas de los árboles que parece que no se enteraron de la tragedia.

 

El accidente nuclear, en uno de los reactores más importantes de su momento, dejó dos lecciones: que el ser humano es frágil y que la naturaleza siempre recuperará lo suyo, lo que le pertenece.

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: