fbpx

¡No, diosito, llévame a mí! Aretha Franklin está “gravemente enferma”

Las tragedias no terminan y mucho menos dejan de chambear en lunes. Así es como nos enteramos esta mañana que, de acuerdo con el periodista Roger Friedman, amigo cercano a la familia de la “Reina del Soul”, la máxima intérprete de la música de color estadounidense, Aretha Franklin, se encuentra “gravemente enferma” a sus 76 años y nosotros no sabemos qué hacer de la vida con una noticia así en pleno lunes de cielo gris.

 

Ganadora de 18 Grammys a lo largo de su trayectoria, la cantante está en Detroit, Michigan, rodeada de familia y amigos intentando superar este difícil momento que viene luego de que hace ocho años se le diagnosticara un cáncer que mantuvo en secreto. Sus seres queridos piden que recemos por ella y claro que ya lo estamos haciendo.

 

Previo a esta enfermedad de la que no conocemos mas que el dato llano, la Reina del Soul tuvo que cancelar dos conciertos en Estados Unidos en marzo, aconsejada por su médico de cabecera. Hasta este momento, la última vez que pudimos ver a Aretha Franklin fue en noviembre del año pasado, cuando se presentó en la gala de Elton John en Nueva York. Tres meses antes dio su último concierto a la fecha, en Filadelfia, sobre el que Friedman comentó que “fue un espectáculo milagroso, pues Aretha luchaba ya contra el agotamiento y la deshidratación”.

 

A pesar de que Franklin ya había anunciado en 2017 que estaría por retirarse de los escenarios para concentrarse casi exclusivamente en grabaciones, este achaque es algo que nadie estaba anticipando. Menos cuando uno de sus planes también incluía adquirir un club cercano a su hogar para interpretar de vez en cuando con artistas invitados, pues comentó que simplemente no quería “no hacer nada”.

 

Aretha Franklin nació en Memphis Tennessee un bendito día de 1942, se convirtió en la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll en 1987 y también fue acreedora de la Medalla Presidencial de la Libertad, entregada por el entonces presidente George W. Bush. Fuertemente influida por el Gospel de las iglesias afroamericanas, su música es referente cultural de la negritud norteamericana que tuvo un impacto contundente en la década de los años sesentas, cuando la contracultura y la lucha por los derechos civiles se gestaba en Estados Unidos.

 

¡Que te mejores Aretha!

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: