fbpx

¿Qué tan grande es el universo?

Analogías de la vida cotidiana para aproximarse al tamaño del universo.

1. SISTEMA SOLAR. Si el Sol fuera una naranja, la Tierra sería un grano de arena situado a nueve metros de distancia, una cuadra después habría un hueso de cereza que sería Júpiter y aún una cuadra más allá otro hueso de cereza representaría a Saturno. (Robert Jastrow).

2. VÍA LÁCTEA. ¿Y dónde encaja nuestra galaxia en el universo visible? Si nuestra galaxia tuviera el tamaño de una moneda de un peso, el universo sería una nube de monedas de seis kilómetros de radio. (Richard Preston)

¿Y las unidades reales?

Empezando por nuestro sistema solar, la medida más habitual es la Unidad Astronómica (UA) que representa la distancia media entre el Sol y la Tierra: 150 millones de kilómetros aproximadamente. Fuera del sistema solar, la Unidad Astronómica resulta demasiado pequeña. La siguiente medida práctica es el año luz, la distancia que recorre la luz, a unos 300,000 kilómetros por segundo, en un año es de aproximadamente 9.5 billones de kilómetros. Puesto que la luz tarda en llegar a nuestros ojos, todo lo que vemos son imágenes del pasado; vemos el Sol como era hace ocho minutos, es decir la Tierra esta a ocho minutos del sol (en otra perspectiva una UA equivale a ocho minutos luz).

Por ejemplo, Rigel de Orión una de las estrellas más brillantes, se encuentra a 910 años luz de distancia, lo que significa que cuando la miramos vemos cómo era poco después de la conquista de Inglaterra por los normandos. Pero, en comparación con el conjunto del universo, el año luz es una unidad de medida pequeña. Nuestra galaxia, mide aproximadamente 100,000 años luz de diámetro. Andrómeda, la gran galaxia más próxima a la nuestra, está a 2.2 millones de años luz de distancia. Más allá los números ascienden tan rápidamente que los astrónomos utilizan el parsec (equivale a 3,26 años luz) y el megaparsec (un millón de parsecs). En los últimos límites del universo observable, incluso estas medidas se desvanecen hasta carecer de sentido. Uno de los objetos más lejanos que se conocen es un cuasar situado a unos 14,000 millones de años luz. Para los mortales normales y corrientes como nosotros, que no somos astrónomos, esto resulta inconcebible.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: