fbpx

Temascalcingo, tradición y cultura

En medio de un paisaje que transporta a una tranquilidad propia de otras épocas, Temascalcingo se asienta en uno de los más extensos valles del norte del Estado de México. Este hermoso pueblo es único por su creación de cerámica, parques turísticos y actividades culturales.

 

Definitivamente, Temascalcingo merece ser llamado Pueblo con Encanto.  Cuna de grandes artistas, este municipio destaca por la belleza de su manantial de aguas termales, sus espléndidas construcciones y la producción de alfarería en alta temperatura.

 

Caminar por el centro de este maravilloso pueblo es un must, ya que sus estrechas y variopintas calles te transportan al pasado. Además, el centro de esta población puedes contemplar la Iglesia de San Miguel Arcángel, disfrutar del Jardín Central, con su tradicional quiosco de columnas estilo corintio, o recorrer diversas tiendas de artesanías mientras disfrutas de una tradicional nieve.

Parque Natural José María Velasco

Nombrado así en honor al pintor que inmortalizó el paisaje del Valle de México a finales del siglo XIX, este idílico parque, ubicado en la entrada principal de la población, se presenta como el sitio ideal para admirar toda la zona. Enclavado en la ladera de una montaña, este espacio natural ofrece quioscos, asadores, juegos infantiles y una pequeña alberca ideal para refrescarse mientras contemplas la naturaleza y convives con la familia. Además te permitirá admirar animales exóticos como pavorreales y coyotes.

 

Iglesia de San Miguel Arcángel

Esta espléndida iglesia fue reconstruida en 1939, imitando el estilo neoclásico de la Iglesia de El Carmen, ubicada en Celaya, Guanajuato. Construida con la cantera rosa que producen los municipios de la región, esta obra es ejemplo del trabajo artístico que pueden desarrollar los habitantes de Temascalcingo. Con una sola torre, y coronada por un gran reloj, esta espléndida parroquia sorprende por sus arcos atriales.

Rescatando tradiciones

Los habitantes de Temascalcingo conforman una de las pocas comunidades del estado que aún conservan la tradición de los Viejos de Corpus, conocido entre mazahuas y otomíes como “Xita Corpu”. Está costumbre, que ha sido practicada durante generaciones por los pobladores de este municipio, implica la elaboración de máscaras, hechas de tronco de maguey seco e ixtle para dar forma a las barbas, mediante un proceso artesanal que llena de orgullo a los temascalcinguenses, pues las emplean en distintos desfiles y son reconocidas a nivel nacional.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: