fbpx

¿Ya conoces a Carlos Santamaría? ¿El niño de 12 años que nos lleva de calle a todos?

Por: Guillermo Rodriguez

A los doce años, muchos de nosotros andábamos viendo las repeticiones de Dragon Ball en la tele, siendo testigos de cómo Gohan perforaba a Cell con un doble Kamehame-ha auxiliado por su padre, Gokú todopoderoso, por séptima ocasión consecutiva, jugando alguno de los múltiples Pokémon  que salieron para el GameBoy de Nintendo o bajando rolas del Kazaa, Ares, Soulseek o, para los que pudieron, de Napster.

 

Pero no, no todos hemos sido igual de laxos con nuestro desarrollo y mucho menos lo ha sido el pequeño Carlos Santamaría de 12 años, quien será el primer estudiante de licenciatura en la máxima casa de estudios, la UNAM, cursando la nada sencilla carrera en física Biomédica… Guau.

 

Mientras a los nueve años andábamos jugando tazos o echando la reta en el parque, Carlos ya estaba irradiando intelecto en no uno, sino dos diplomados distintos en la Autónoma de México con especialidad en química analítica y Bioquímica y Biología molecular para la industria farmacéutica. En llamas, llegó a su examen de admisión a la licenciatura este año y arrasó con 105 aciertos de 120; o sea, un score casi perfecto.

 

No conforme, ya apuntando al cielo de la académica, la ciencia y la tecnología, Carlos platicó a los de Animal Político que ya tiene varios proyectos pendientes y uno de ellos es básicamente jugar a dios con una célula para poder ya generarlas o regenerarlas. En sus palabras, Carlos dijo que “Ceo que podemos reconstruir una célula, curar todas sus enfermedades; por ejemplo, la mitocondria tiene una membrana exterior y una interior. Aunque es relativamente sencilla, tiene un montón de componentes: proteínas, hasta su propia ADN, ribosomas. Se puede tratar de crear un medio.”

 

Y le siguió: “Construir una mitocondria desde cero, identificar todos sus procesos, relacionarlos y poco a poco reconstruir esos procesos en la vida real y hacer una pequeña población de mitocondrias, generar un medio en l que se pueden desarrollar. Podemos seguir con los demás organelos hasta conseguir una célula completa y de ahí curar cualquier enfermedad”. ¿¿Khé??

Mientras nosotros nos seguimos rascando la cabeza para tratar de elucidad en qué momento nuestra vida salió tan mal, los dejamos con una última declaración de Carlos para que no le quieran echar la culpa a los videojuegos, pránganas irresponsables: “Mario Bros. sigue siendo el clásico, la base de todo. Me gustaría hacer un videojuego, he trabajado en eso. Lo he tenido que detener un poco, pero he estado trabajando en uno de Bioquímica”. ¡Al infinito y más allá, Charly!

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: