fbpx

Ya se nos va la Filem

Ya se nos va la Filem

La Feria Internacional del Libro del Estado de México (Filem) llegará a su fin mañana con la presentación del concierto de Los amigos invisibles en la Alameda; esta fiesta, que ha transcurrido entre grandes participaciones en torno a la novela con auditorios semi vacíos, ha sido espacio para las más disímiles presentaciones.

Personalidades del literario han desfilado por el foro José Emilio Pachecho –Ignacio Solares, Juvenal Acosta, Liliana Blum, Mauricio Molina, Francisco Hinojosa, con intervenciones precisas y pertinentes respecto a la novela, su existencia actual e, incluso, su futuro, temas como “escritores y booktubers” han sido puestos en la mesa con la participación de escritores experimentados y jóvenes youtubers.

Aunque algunas contadas veces el invitado anunciado no está en el escenario o ha sido cambiado de última hora, el ofrecimiento ha sido amplio, desafortunadamente, la expectación no tanto; a reserva de algunos casos específicos: por ejemplo el de Élmer Mendoza, las presentaciones de los libros de El Colegio Mexiquense, algunos de la Universidad y de el Fondo Editorial del Estado de México, así como el concierto de Horacio Franco, los recintos no se han visto llenos en toda su capacidad. Mención especial merece la presentación del libro de Caloncho y El Cursi, en la que gran número de adolescentes abarrotaron el foro al aire libre Zaragoza e hicieron fila para la firma del libro Optimista por más de dos horas.

En su comunicado de prensa 627 la Secretaría de Educación y Deporte menciona que la Filem ha registrado una afluencia de más de 10 mil personas cada día y que esto “refleja el gusto de los mexiquenses por los libros”, la gente que asiste a las presentaciones se repite y pertenece a un círculo cultural bien definido.

En los stands la vida transcurre tranquila, a decir de algunos vendedores, “no tan bien como el día de la inauguración”, para el Fondo de Cultura Económica y sus ejemplares de “Vientos del pueblo” que se venden en 9, 12, 20, 22 o 25 pesos la venta ha sido éxitos.

Se ha homenajeado a Jaime Labastida, Guadalupe Cárdenas, Maria Eugenia Leefmans, Gerardo Novo Valencia e Inocente Peñaloza García, auditorios casi llenos con la presencia de amigos, conocidos, gente del medio cultural. En el foro Zaragoza han sonado las notas de jóvenes que cantan con una decena de espectadores.

En el pabellón del Fondo editorial del Estado de México, que está en plena fusión con el área de publicaciones de la Secretaría, se presentan conferencias, charlas y algunos espectáculos, así como en el stand de Librarte que tiene su programa alterno y organiza e invita a gente del medio cultural y periodístico que bien vale la pena escuchar.

A la Filem le queda un día de vida y habrá que asistir porque el esfuerzo de organización, al menos en esta edición y para ciertos aspectos, bien ha valido la pena; habrá, también, que comunicar y hacer la tarea de promoción, buscar más alternativas para que los grandes escenarios con sus invitados, al más puro estilo de los que se usan en la gran fiesta que es la FIL Guadalajara, cumplan el objetivo de concluir, con el público, el proceso comunicativo, para que cambie, por fin, el evento organizado por amigos, para amigos y familiares, que se acostumbra mirar en Toluca.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: