¡Aguas! Edomex ya tiene más de 20mil casos de “Mal de Chagas”

Si de por sí el Edomex ya tiene muchos rebrotes de COVID19 y hasta uno que otro caso de lepra confirmado, ahora aparecen en la mira los casos del “Mal de Chagas”, una enfermedad que es transmitida por la mordida de una chinche y que puede ser mortal si no se atiende a tiempo ya que ocasiona infartos o muerte súbita.

 

 

Según los estudios epidemiológicos del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), en por lo menos 35 de los 135 municipios del Edomex ya se presentan cerca de 20mil casos totales de esta enfermedad. Acorde a estos datos, los municipios más afectados estarían dispersos en las jurisdicciones sanitarias de Zumpango, Ecatepec, Tejupilco, Valle de Bravo y Tenancingo.

 

 

Las chiches en su etapa adulta pueden llegar a medir hasta 1.5 cm de largo por 3 de ancho y dado que se alimentan de animales enfermos como perros, bovinos, gatos y algunas otras especies, al momento de transmitir la infección llega a hacer mortal para los humanos.

 

 

Si no nos creen, chequen el capítulo 16 (“A salvo”) de la segunda temporada de House para que se den una idea de lo peligroso que es este mal.

 

 

 

Síntomas

 

 

Primero lo primero, si un bicho de estos te llega a morder vas a experimentar fiebre, dolor de cabeza y malestar general en el cuerpo.

 

 

Luego puede venir la etapa asintomática donde el paciente se sentirá sano, pero no es así, pues solo se sigue cultivando la enfermedad para pasar a ser crónica.

 

 

Cuando el padecimiento se convierte en algo crónico comienza lo peor: los órganos vitales se hinchan. Hablamos del corazón, hígado, páncreas, colon y hasta el esófago.

 

 

La enfermedad puede tardar mucho tiempo en evolucionar y esto es lo que preocupa a los especialistas, ya que es difícil detectarla antes de un gran colapso.

 

 

 

Enfermedad recurrente en Edomex

 

 

De acuerdo con los datos de La Silla Rota, en el año 2015 el Estado de México ocupó el primer lugar a nivel nacional con más casos del Mal de Chagas.

 

 

Ahora, de acuerdo con Imelda Medina Torres, subdirectora de epidemiología del ISEM, hay casos en casi todos los municipios, pero los más afectados son los que colindan con Guerrero, Michoacán y Morelos.

 

 

Las chinches habitan en lugares donde predomina la oscuridad y la humedad. Suelen esconderse detrás de los cuadros, muebles viejos y hasta las grietas de las paredes. Lo más recomendable es fumigar de tiempo en tiempo.

 

 

 

Con información de La Silla Rota.