Como un cuento de hadas: así vivimos el lago de los cisnes

Texto y fotos: Uriel García

La espectacular puesta en escena El Lago de los Cisnes, lleno de suspenso, magia y amor el Teatro Morelos, celebrando su aniversario 145, de este ballet interpretado alrededor del mundo, con la presencia de la Orquesta Filarmónica de Toluca (OFIT) que creo un ambiente de emociones.
Con más de 100 artistas en escena, la obra maestra de Tchaikovsky estuvo bajo la coreografía de la directora Dilza Bustabad Hernández, que dejó entre los asistentes una historia que parece un cuento de hadas.


La obra protagonizada por el príncipe Sigfrido, enamorado de Odette, joven convertida en cisne por el hechizo del malvado Von Rothbart y Odile el cisne negro e hija del brujo, que transcurre entre el amor y la magia, con cada paso, trazo y movimiento relata la lucha entre el bien y del mal hipnotizando al público con efectos especiales y sonidos sonoros.

La obra constató de 4 actos, con un tiempo intermedio, con alrededor de 34 números musicales.
El primer acto se centra en el cumpleaños 20, de Sigfrido. Cuando todos los jóvenes arriban al palacio, el buen humor es perturbado por la entrada de la Reina y sus damas de honor. Pero todo cambia con su madre al mencionarle que debe de escoger muy pronto esposa.
Sigfrido la rechaza rotundamente. Al ver que toda la discusión es imposible, el bufón, intenta restaurar la paz en la fiesta, por lo que al caer la noche y al voltear hacia el cielo se observan cisnes en pleno vuelo. El bufón, aconseja buscar a los cisnes para una partida de caza.


El segundo acto, comienza en la orilla del lago, donde se encuentra un grupo de cisnes entre ella una hermosa ave. El príncipe se acerca a la orilla, repentinamente ve algo extraño y extraordinario una mujer que nunca ha visto, la joven parece ser un cisne y una mujer, con plumas de cisne que unen a su pelo, un vestido blanco y en su cabeza la corona de la Reina de los Cisnes.
Sigfrido apoya sus manos en su corazón y promete que se casará con ella y que nunca amará a alguien más. En ese momento se aparece Von Rotbart quien tiene en su poder a Odette por lo cual no puede ir al baile donde el príncipe debe comprometerse.
La reina de los cisnes asume una forma humana sólo en las horas entre la media noche y el amanecer.
El tercer bloque, comienza en el baile, príncipes y reyes han llegado al reino, para rendir tributo al príncipe por su cumpleaños. En el baile hay cinco mujeres hermosas, pero el solo busca a la que vio una noche antes a la orilla del lago.


Entre melancolía se informa que una extraña pareja ha llegado, una mujer extremadamente hermosa, es Von Rotbardt y su hija Odile, quien pretenden confundir a Sigfrido para que rompa su promesa de que nunca amará a alguien más.
El plan marcho a la perfección, el príncipe le pide la mano a Von Rotbard, en ese momento destellos aparecen en el escenario el mal gano sobre el bien.
El cuarto acto, Sigfrido se da cuenta que la bella mujer no es Odette, que se encontraba llorando a la orilla del lago. En ese momento entra el príncipe corriendo buscando a la reina de los cisnes, la toma de las manos pidiéndole perdón, la toma entre sus brazos, jurándole amor eterno.


Odette lo perdona, pero al perdonarlo la condena a muerte. Sigfrido desafía a muerte a Von Rotbart quien es vencido por la fuerza y amor del príncipe a Odette. ¿Estuviste ahí? ¿Qué te pareció la obra?