fbpx

El museo de historia natural de París revivió a los animales extinguidos

Desde el tigre de dientes de sable de América, extinguido hace 10.000 años, hasta el elefante-ave de Madagascar, desaparecido durante el último milenio, once especies extintas resurgirán del pasado, en forma de realidad aumentada, en una exposición del Museo de Historia Natural de París.

 

Estos animales muy diversos tienen en común haber conocido durante su vida al hombre moderno (Homo Sapiens).

 

Hoy «solo la tecnología nos permite reconstruir lo que se ha perdido», afirma Bruno David, director del museo, donde el miércoles se inaugura la exposición «Revivre» («Revivir»).

 

En una sala de la llamada Gran Galería de la Evolución, en medio de especímenes disecados, siete dodos se acercan de repente al visitante y lo observan. El efecto es sorprendente y las criaturas parecen estar al alcance de la mano.

 

A través de unas gafas de realidad aumentada, una voz cuenta cómo estas aves de Mauricio desaparecieron en el siglo XVII tras la llegada de marineros europeos que las cazaron hasta su extinción. Otra secuencia muestra la llegada de un puñado de quagga, équidos del sur de África, mezcla de cebra y caballo, que deambulan entre los animales inmóviles en sus jaulas de cristal.

 

El quagga también fue cazado, por su piel y su carne, antes de extinguirse en 1880.

 

 

Más adelante una versión ampliada de un cráneo de animal marino sale de una vitrina donde descansa el original. Poco a poco, el cuerpo de 8 metros de largo de la vaca marina de Steller se reconstituye ante la mirada, como si fuera de carne y hueso. Esta especie, cercana al manatí, se extinguió rápidamente. Fue descubierta en 1741 en el Pacífico Norte, cazada por su aceite y su carne y desapareció menos de 30 años después.

 

«El objetivo era abarcar diferentes tipos de familias de animales y variar los tamaños, comportamientos y texturas», explica Rémi Dupouy, un naturalista asociado a Saola, una compañía especializada en realidad aumentada.

 

Para preparar este programa de 15 minutos, los investigadores del museo y los equipos de la compañía dedicaron mucho tiempo a reconstruir científicamente la morfología y el comportamiento de estos animales del pasado. Sus historias también arrojan luz sobre las especies amenazadas de hoy en día, «que sufren las presiones antrópicas», dice el museo.

A %d blogueros les gusta esto: