fbpx

Estas son algunas de las mamás más memorables de las películas

Mamá es la heroína de todos desde que somos unos peques. Y no importa qué edad tengamos, ella siempre será nuestro ejemplo a seguir y la reina de nuestro corazón porque, siendo sinceros, ¿qué sería de nosotros sin la mujer que nos dio la vida?

 

Sí, quizá haya momentos en los que perdió la cabeza con nosotros, pero una cosa segura es que ella pasará todos los días de su vida buscando que nosotros seamos felices, plenos y que nuestras preocupaciones nos sean leves.

Hoy, para festejar su día, queremos recordar a todas esas mamás super cool y poderosas de las películas que demuestran mucho girl power cuando se trata de proteger y sacar adelante a sus retoños.

 

Christine de El sustituto (2008)

 

Cómo olvidar la increíble actuación de Angelina Jolie encarnando a Christine, una madre tenaz y llena de valor que puede sacrificar hasta su vida para que le devuelvan a su hijo. Aunque las circunstancias están en su contra, Christine no descansará hasta develar el misterio que involucra a su hijo Walter.

 

La trama de la película es la siguiente:

Un sábado por la mañana en un barrio obrero de la ciudad, Christine se despide de su hijo Walter y sale a trabajar. Al regresar a casa, el niño ha desaparecido. Empieza una búsqueda que no parece dar frutos hasta que, meses después, le entregan un niño de nueve años que dice ser su hijo. Aturdida por las idas y venidas de la policía, los reporteros y sus propias emociones, Christine le deja quedarse a dormir, aunque sabe que no es Walter. Intenta convencer a la policía de que sigan buscando, pero pronto descubrirá que en la época de la Prohibición en Los Ángeles una mujer no se enfrenta al sistema si quiere sobrevivir.

 

 

Sara Fitzgerald de La decisión más difícil (2009)

 

Cameron Díaz le dio vida a Sara Fitzgerald, una madre que se enfrenta a grandes cambios en su vida cuando a su hija Kate es diagnosticada con leucemia a una corta edad. En su necesidad por salvar a Kate, Sara y su esposo Brian concebirán a la pequeña Ana, una niña que ha nacido para ser la donadora recurrente de su hermana mayor, prolongando un poco más la vida de esta.

 

 

Aunque la trama parece centrada en las decisiones y complicidad de Kate y Ana, la figura materna sobresale por la fortaleza que posee al ver cómo la vida de su hija se apaga lentamente. Además, Sara no solo debe lidiar con el deterioro de Kate, también se enfrenta a las batallas de su hijo Jesse, a quien ha descuidado por la enfermedad de Kate. Asimismo, veremos a Sara tener conflictos emocionales por no saber hacia dónde se dirigirá su vida cuando la pequeña Ana de once años decida demandarla para obtener una emancipación legal.

Sara enfrenta una batalla interna en la que descubre que la única que no está lista para dejar ir a Kate es ella misma.

 

 

Rosie Betzler de Jojo Rabbit

 

¿Cómo olvidar una de las mejores películas del 2019 que se llevó una estatuilla dorada en la última edición de los Oscar?

 

Es precisamente aquí donde podemos ver a una mamá luchona muy liberal y llena de convicciones que protege a su “cachorrito” (así es como Rosie llama a Jojo) a toda costa y lo hace sentir único a pesar de sus deficiencias.

 

Rosie Betzler es una de las mamás más icónicas de las películas no solo por sus encantadores zapatos de color rojo, si no también por la manera en la que se sobrepuso a la muerte de su hija mayor (razón que la llevó a no creer en el régimen de Adolf Hitler), por la forma en la que busca salvar a su nación de los nazis y también por las increíbles enseñanzas que le dejó a Jojo antes de irse.

 

 

Queenie en El extraño caso de Benjamin Button

 

El amor va más allá de la sangre. Es lo que nos demuestra la maravillosa Queenie, interpretada por la actriz Taraji P. Henson, que acoge al pequeño Benjamin, quien es abandonado por su padre biológico por su extraña condición en la puerta del asilo donde Queenie trabaja.

 

Esta adorable madre no solo nos demostró el poder del amor, sino también la valentía de una mujer al acoger a un bebé a pesar de no tener un futuro seguro para criarlo. Queenie siempre le enseñó a Benjamin lo importante que era sentirse seguro de sí mismo y que las diferencias físicas solo eran algo insignificante si en el corazón vivía un espíritu puro y bondadoso.

 

 

 

Meg Altaman en La habitación del pánico

 

Meg Altaman es una madre que dará todo para proteger a su hija (Kristen Stewart) cuando se vean en una situación de vida o muerte al momento se salvaguardarse de tres intrusos que han invadido su casa para hacerse de la fortuna del marido de Meg.

 

La tensión de la trama es desbordante y en esta película aprendemos del valor, la tenacidad y el instinto de supervivencia que las madres poseen cuando se trata de proteger a sus retoños. Meg, pese al miedo, el desgaste emocional y la incertidumbre, se sobrepondrá a las circunstancias para que ella y su hija sobrevivan a tan atroz momento.

 

 

Brenda MacGuff en Juno

 

¿Cómo olvidar a la alocada Juno que quedó embarazada en un momento de descuido, pero se le hacía de lo más sencillo entregar a su bebé en adopción?

 

Esta adolescente tenía una madrastra muy comprensiva y simpática que la apoyó en todo momento antes, durante y después del embarazo. Brenda MacGuff demostró todo su cariño por Juno al no estar molesta cuando la joven vomitó en su preciado jarrón. Esta madrastra es todo lo contrario a lo que ya conocemos, pero está llena de amor por su familia.

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: