fbpx


No aguantaron la pandemia: aquí las salas de Cinépolis y Cinemex que cierran definitivamente

La industria del entretenimiento se fue en picada desde que comenzó la pandemia y, desafortunadamente, uno de los sectores más afectados fue el cine, tanto así que varias de las salas que ciertos complejos ya no podrán abrir nuevamente.

 

 

Aunque Cinépolis y Cinemex anunciaron estrategias para reactivar la vuelta a sus salas, parece ser que las pérdidas fueron más de las estimadas y la situación no mejorará, por lo tanto, es momento de despedirnos de algunos de sus puntos cinéfilos.

 

 

De acuerdo a lo informado por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE), hasta el día de hoy (21 de julio), Cinépolis se ha visto en la necesidad de cerrar 9 de sus cines, mientras que Cinemex ha hecho lo propio con 4.

 

 

Las sacrificadas

 

 

Cinépolis le dijo adiós al complejo de Azcapotzalco en la CDMX. En el Estado de México dio de baja sus sedes en Los Reyes La Paz, Coacalco y, para nuestra mala suerte choricera, el Imax Toluca del Centro. La cadena de cines también cerró operaciones en un complejo en Querétaro, Durango, León y Celaya.

 

 

En cuanto a Cinemex, el recorte llegó a Aguascalientes (Expoplaza); Saltillo, Coahuila (Periférico Sur); Guadalajara (Plaza Milenium); Monterrey (Plaza Real) y Nuevo Laredo, Tamaulipas (Plaza Real).

 

 

¿La razón del bye bye? De acuerdo con la directora de la CANACINE, esos espacios “son complejos que eran relativamente nuevos y que ni siquiera lograron recuperar su inversión”. Además, agregó que las inversiones planeadas para nuevas salas quedan en pausa de manera indefinida hasta que esta pandemia se aclare.

 

 

Las pérdidas desde marzo

 

 

El 24 de marzo fue el día en el que los cines dejaron de operar, 16 semanas después la CANACINE estima que se han dejado de vender 100 millones de boletos que equivalen a casi cinco mil millones de pesos.

 

 

“Este dinero no son ganancias, es lo que permite echarle aceite a la maquinaria porque todo va a distribuidores, publicidad, dulcería, rentas, pago de nóminas, créditos… (los exhibidores) se han endeudado para pagar nóminas. Entonces, la pérdida es enorme y ahora a lo que le tiran es a tener ganancias que al menos cubran gastos de alquiler y nómina hasta que haya vacuna”.

 

El futuro incierto

 

 

Aunque el retorno a las plazas comerciales, y por lo tanto a los cines, ya ha comenzado la situación de la pandemia no asegura que los complejos puedan salir adelante tan fácilmente. El miedo de la gente a volver a salas concurridas será una de las principales limitantes para su reactivación pese al 50% de su aforo total, que es la afluencia permitida.

 

 

La CANACINE espera que para agosto se comience a presentar mayor asistencia del público, pero, siendo sinceros, todo se mantiene incierto.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: