fbpx


¿Sufres de fatiga digital? ¡Estos son los síntomas y así puedes tratarlos!

Aunque vivimos en un mundo donde la globalización prácticamente nos ha obligado a usar el internet y las redes sociales para desenvolvernos, esta pandemia nos llevó a vivir prácticamente todo el día frente al computador. Podemos decir que ahora sí ya somos nativos digitales, pero en ocasiones nos sentimos abrumados por esa misma razón.

 

 

Y es que el uso constante del teléfono, las tabletas y el computador también nos agota horriblemente poco a poquito, conduciéndonos a lo que se define como “fatiga digital”, porque ahora hacemos de todo todo el tiempo: damos likes a través de Facebook, conversamos en breves ráfagas de tweets, hacemos álbumes en Pinterest, respondemos a WhatsApp, nos conectamos a través de LinkedIn, documentamos nuestras vidas a través de imágenes en Instagram y nos divertimos con videos en TikTok. Y eso sin contar las aplicaciones de citas.

 

 

Aunque no lo creas, la cuarentena nos ha obligado a estar demasiado pendientes de los dispositivos electrónicos. A consecuencia de eso, nuestra salud mental y física se podrían ver afectadas:

 

 

“Si te encuentras con ojos adoloridos y tensos, más dolores de cabeza de lo habitual y sufres una mala postura o un aumento de los dolores de cuello y hombros, es probable que sufras de fatiga digital”, dice Annee de Mamiel, facialista holística, aromaterapeuta y acupunturista, señalando que la consecuencia puede ser una falta de productividad, un estado de ánimo bajo e incluso un sistema inmunológico comprometido a largo plazo. “Demasiado tiempo de pantalla puede agotar la calidad y duración de su sueño también, por lo que alguien puede sentirse más agotado de lo normal, y falto de concentración” (Mor.bo, 2020).

 

El primer indicador

 

 

La falta de sueño es un factor clave de la fatiga digital, pues al pasar un tiempo excesivo frente a las pantallas se puede llegar a que nuestra melatonina se suprima (es la hormona del sueño), interrumpiendo nuestros patrones de sueño y reduciendo el sueño REM (las cinco fases que por naturaleza enfrentamos al dormir y que son las que nos permiten descansar al cien).

 

 

La culpa de esta reducción la tiene la luz que irradian las pantallas, pues altera la forma en la que nuestras células reaccionan y llevan a que no haya melatonina.

 

 

¡No entres en pánico! Te daremos algunos tips para que soluciones esto.

 

 

 

 

Reduce tu tiempo frente a las pantallas

 

 

Hay apps que te ayudan a contar cuánto tiempo pasas frente a tus dispositivos, así serás consciente del límite que debes ponerte. También es recomendable descansar cada 20 minutos enfocando la vista en algo que no tenga que ver con dispositivos.

 

 

Cerrar los ojos por un rato también es una opción. Puedes incluir movimientos lentos de estiramiento para que no termines como piedra después de tu jornada.

 

 

 

 

Ten una rutina para la piel

 

 

Cuando estás cansado o estresado tu piel también sufre las consecuencias. Lo mejor es implementar una rutina una buena crema hidratante que tenga vitaminas y antioxidantes, algunos tónicos para hidratas, controlar el brillo y el acné. Lo ideal es reducir la resequedad que provoca la luz de las pantallas. Tu piel tiene que sentirse tan suave que no vas a creerlo.

 

 

 

 

 

Sé estricto con tus horas de sueño

 

 

No dejes que nada se interponga entre tu cama y tú. Necesitas descansar las horas reglamentarias. Lo recomendable es que dos horas antes de dormir ya estés relajado sin tener contacto con la luz del teléfono o la tablet. Verás que te da sueño más pronto.

 

 

 

 

Haz del modo avión tu fiel compañero

 

Sí, seguro quiere mantenerte actualizado de lo que pasa en el mundo digital, pero necesitas desconectarte para estar al cien al día siguiente. Si usas el modo avión nada perturbará tu noche y las notificaciones solo aparecerán al desactivarlo. ¡Hazte un pequeño favor y ahórrate el impulso de revisar tu teléfono cada cinco segundos!

 

 

 

 

Self-care

 

El autocuidado es lo más importante. Si tú no eres amable contigo mismo, no podrás poner límites para evitarte la fatiga digital. Escucha música, juega con tus mascotas, haz galletitas, lee un libro. Haz cosas que te hagan sentir bien, pero no involucres demasiado las pantallas. ¡Recuerda que el punto es darte un break de ellas!

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: