fbpx

TEATRO: Los Miserables

Por: Anne Larios

 

Hay ocasiones en que las adaptaciones de libros los superan en cuanto a fama.

Muchas veces son las versiones cinematográficas las que se llevan las palmas  de la crítica, así como numerosos premios especializados y del público. Antes, este fenómeno ocurría con más frecuencia en el teatro. De un gran libro se pasaba a  una emocionante obra que animaba al público diverso a ver teatro. Tal es el caso de Los miserables, novela de Victor Hugo publicada en 1862.

La novela trata sobre los cambios sucedidos en la Francia del siglo XIX. Cambios políticos y sociales plagados de injusticias hacia las clases más bajas de la sociedad. Sus historias entrelazadas enriquecen la novela tanto que ayudan a que el lector no se sienta aburrido.

El personaje principal, Jean Valjean, es un ex presidiario que, ayudado un sacerdote benefactor, logra tener una revelación que cambiaría su vida hacia el bien.

Mas tal camino creará indirectamente situaciones adversas por las cuales otros personajes se verán afectados. Fantine es una madre soltera que tras caer en la desgracia se ve obligada a realizar los trabajos más denigrantes con tal de salvar a su hija, Cosette. Javert es un policía que genera una obsesión por atrapar a aquel reo que huyó de sus manos.

Mientras esta persecución se genera, el pueblo francés está sufriendo, por lo que una rebelión está naciendo, la famosa rebelión de las barricadas. Los miserables es una obra  que tiene todos los temas posibles para atrapar a diversos tipos de lector, es por ello que  funciona a la perfección como una adaptación teatral musical.

La primera adaptación se llevó a cabo en París. Esta es llevada al público británico por Cameron Mackintosh en 1985, tras retrabajar la obra para hacerla un éxito  del teatro musical. Pues si bien las diferencias no son tan grandes, podemos notar como  el musical suaviza temas crudos, así como las reacciones de algunos personajes, haciendo énfasis en las historias de amor que con más facilidad atraerán al público.

Posteriormente pisa tierras estadounidenses en Broadway, teniendo un apabullante éxito entre el público. Sucesivas adaptaciones a diversas idiomas no tardaron en llegar a distintos países.

A México llega por primera vez en el 2002 y es ahorita en 2018 cuando ve su segunda puesta en escena. Hay un claro contraste en la escenografía de la obra, pues antes era más abstracta y sencilla. Ahora se utilizan diversos recursos de utilería y luces que sin duda alguna  sorprenderán al espectador en más de una ocasión. El Teatro Telmex, ubicado en Plaza Carso, será su casa durante este 2018.

Para más información de boletos visitar: https://m.ticketmaster.com.mx/Los-Miserables-boletos/artist/803968

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: