fbpx

Conoce algunos de los libros más extraños del mundo

Así como hay lugares fuera de lo común en el mundo también existen esos ejemplares de papel que parecerían sacados de otro universo.

 

 

Pero, ¿qué es lo que hace extraño a un libro? Primero, que haya pocos ejemplares de este, pero que exista una alta demanda por él. También podemos agregar el misterio o lo inusual de sus páginas lo persiga, su empastado, el momento histórico que lo vio nacer, etc. Ya con esto tenemos muchas razones.

 

 

Los libros en sí siempre han sido objetos poderosos que más de una vez han logrado alterar al mundo entero, desencadenando prohibiciones y hasta persecuciones para su destrucción absoluta.  Así, entre libros de magia, ciencia, religión y códigos enigmáticos, hoy te contamos de algunos que se consideran los más inusuales.

 

 

 

Manuscrito Voynich

 

 

Este libro que debe su nombre a Wilfrid Voynich, su adquisidor, y ya tiene más de seis siglos en este mundo, se calcula que data del siglo XV entre 1404 y 1438. Lo que lo convierte en insólito es su extraña escritura, pues nadie la ha podido descifrar hasta ahora, ni siquiera los mayores estudiosos de códigos de la historia. Los datos dicen que pudo haber sido escrito al norte de Italia, sin embargo, nadie sabe de dónde proviene realmente y eso incita a la especulación.

 

 

El Manuscrito Voynich fue donado por H. P. Kraus a la Universidad de Yale en 1969 y se cataloga como con la etiqueta MS 408 en la famosa biblioteca de libros raros, Beinecke Rare Books.

 

 

En su interior se encuentran ilustraciones de plantas de otro mundo, constelaciones desconocidas y mujeres desnudas nadando en fantásticos tubos y baños verdes. ¡Suena interesante!

 

 

 

 

 

Codex Seraphinianus

 

 

Otra cosa loquísima en esta lista que libro parece una colección de piezas de arte. Escrito e ilustrado entre 1976 y 1978 por el arquitecto Luigi Serafini, el Codex Seraphinianus contiene diversas imágenes surrealistas acompañadas de relatos que narrar la historia de un mundo imaginario.

 

 

Analiza la flora y la fauna, incluye mapas imposibles, explica mecanismos orgánicos… todo escrito en una lengua codificada. Su creador afirma que no nada detrás de esa escritura fuera de lo común y que más bien buscaba que los lectores experimentaran el acercamiento estético que los niños tienen con los libros cuando no saben leer.

 

 

 

Necronomicón

 

Uno de los libros más terroríficos de la historia. Su lectura te puede volver loco y hasta provocar la muerte, pues en el se encuentran las claves para contactar con los más poderosos seres arcanos, más antiguos que la tierra misma… Claro, es solo mencionado en los relatos del buen Lovecraft.

 

Sin embargo, su fama es tanta que los fans aseguran que realmente existe en algún lugar de este mundo y que el escritor y poeta Abdul Alhazred lo escribió en Damasco después de un viaje por el desierto que duró cerca de 10 años unos 700 años antes de Cristo.

 

Incluso se dice que una vez apareció en una ficha de la Universidad de Yale con todo y registro bibliotecario.

 

 

 

Codex Gigas

 

Este libro escrito en latín ha sido bautizado como el «Código del Diablo». Es un viejo manuscrito que data del siglo XIII y supuestamente fue creado por Herman el Recluso, un presunto monje que se tomó la libertad de crear uno de los libros más grandes del mundo (pesa 75 kilos y mide 22 centímetros de grosor x 89 x 49 cm.

 

La leyenda dice que el monje hizo un pacto con el diablo para aprender todo el conocimiento del mundo, sin embargo, al terminar el libro murió. También dice que el demonio le pidió aparecer plasmado en su interior.

 

Este título contiene pasajes de La Biblia, curas a enfermedades, encantamientos, un calendario, listas de personas fallecidas y muchas otras cosas que lo hacen único en el mundo.

 

 

 

Malleus Maleficarum

 

Otro libro aterrador que data del medievo y tiene que ver con la brujería. Malleus Maleficarum o El martillo de las brujas fue escrito en 1486 por dos monjes dominicos e inquisidores (ya saben la locura de la época).

 

Este libro era el manual de la Inquisición porque ayudó a combatir «la brujería» durante la Edad Media, sin embargo, se colocó como un libro prohibido en 1490.

 

El Malleus Maleficarum no solo afirmaba la existencia de las brujas, sino que la ejemplificaba con testimonios de herejes de Alemania, obviamente esto llevó a poner un ojo sobre todas las mujeres.

 

Aunque no lo creas, este libro fue el segundo más vendido después de La Biblia en el tiempo donde la imprenta era la sensación.

 

 

 

Masticatione Mortuorum in Tumulis

 

La masticación de los muertos en sus tumbas fue escrita por el  filósofo y pastor luterano Michael Ranft entre 1725 y 1728, un hombre del periodo de La Ilustración que trató de encontrarle una explicación científica al fenómeno del vampirismo.

 

 

Durante la mayor parte del libro Ranft explica un caso de vampirismo en Hungría mientras habla de cómo los muertos devoran a otros muertos o cómo Satán se pasea por los cementerios que, según él, no son lugares de paz. Además explica las costumbres de enterrar a los muertos boca abajo, poner monedas en sus ojos, piedras en la boca y estacas en el corazón.

 

En pocas palabras, es un tesis del vampirismo explicada desde «la razón».

 

 

Lemegeton Clavicula Salomonis

 

La llave menor de Salomón es un grimonio que data del siglo XVII y es considerado uno de los libros de demonología más importantes de todos los tiempos.

 

Aquí se contienen las explicaciones de conjuros, rituales y elementos que se deben emplear en los exorcismos para controlar a los espíritus demoníacos.

 

Se dice que para crear este grimonio Salomón invocó a los 72 demonios que aparecen en el libro, los encerró en vasijas de bronce y los obligó a trabajar para él. Aquí una explicación

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: