fbpx

Así es el gaokao, el examen más difícil del mundo

10.7 millones de jóvenes chinos presentan la prueba más difícil de su vida. Para algunos, es la única oportunidad que tienen de ascender en el estrato social.

 

 

 

Sin duda, China es uno de los países más sorprendentes del mundo. Sus avances tecnológicos y su capacidad de desarrollo le han otorgado la capacidad de no depender de inversiones extranjeras o bien, de desprenderse de plataformas americanas para operar sus celulares y aparatos digitales.

 

Pero, este país asiático también tiene un sistema educativo tan estricto que una mala elección podría arruinarte la vida. Aunque no lo creas, Japón, Corea del Sur y China son naciones muy competitivas cuando se trata de los estudios: hay universidades élite que te resuelven prácticamente la vida, las horas de estudio son prioridad sin importar otras actividades y el tiempo libre es, quizá, una de las cosas que no existen si quieres ser exitoso.

 

Y precisamente en ese ámbito, esta semana es uno de los momentos más importantes para millones de jóvenes chinos que se juegan su futuro. En junio  de cada año se presenta el gaokao, el examen con el que el sistema educativo chino decide quién logra un cupo para ir a la universidad, pero este 2020 se atrasó un mes y se está presentando el 7 y 8 de julio.

 

Aunque podría parecer cualquier cosa, la realidad es que los adolescentes se preparan durante años para la prueba y estudian, en promedio, 12 horas por día sin descansar. La presión está sobre ellos las 24 horas los 7 días de la semana, porque, para algunos, este examen representa la única alternativa para llegar más arriba de la escala social.

 

“En sus mentes es como ir a la guerra”, se lee en una entrevista a BBC con Mundo Xueqin Jiang, educador e investigador de la Iniciativa Global de Innovación Educativa de la Universidad de Harvard.

 

El gaokao es tan importante en la vida de la sociedad china que desde el momento en el que un niño o una niña nace sus padres ya estarán pensando cómo podrá lograr el máximo desempeño en esta prueba.

 

 

 

 

 

Previo al examen

 

Los estudiantes están tan comprometidos consigo mismos que días antes de presentar el geokao se reúnen para darse “ánimos” a través de himnos y cánticos en los que se aseguran a sí mismo que van a lograr la victoria porque “van a derrotar al gaokao”.

 

Cientos y cientos de jóvenes pueblan las calles para perseguir el mismo sueño. Días después se comprobará si tiene lo que se necesita para enfrentar a la mayor prueba de su vida.

 

El día del examen

 

En el “día de la verdad”, los padres de todos los aspirantes salen a las calles para desearles suerte a sus hijos deseando con todo su corazón que la prueba sea un éxito.

 

Por su parte, las autoridades harán todo lo posible para que el fraude no se lleve a cabo e implementarán cámaras de vigilancia, sistemas de posicionamiento global y otras medidas. Es tan importante la rectitud en el proceso que, según BBC, en 2016 se informó que cualquier fraude llevaría a los involucrados a enfrentarse a la cárcel.

 

 

Cuando llega “la hora cero” todo queda en silencio, nada debe distraer a los alumnos que se enfrentan a la prueba de sus vidas. Se cierran vías, se suspenden obras de construcción cerca de las escuelas, se dispone un transporte especial para los estudiantes y los equipos médicos se ponen en alerta. Toda China gira en torno a el gaokao.

 

Este año los estudiantes se enfrentan a un problema más, el covid-19, pero, a pesar de ello, los millones de adolescentes que tomarán el examen buscarán la victoria siguiendo las medidas sanitarias pertinentes.

 

 

 

 

El examen más competitivo

 

Gaokao literalmente se puede traducir como “examen de ingreso a la educación superior” y en China se comenzó a implementar en 1952, pero se suspendió entre 1966 y 1976, durante la Revolución Cultural de Mao Zedong.

 

Desde 1977, el gaokao se ha presentado como prácticamente la única manera en la que un joven de escasos recursos, especialmente de las áreas rurales, puede tener un mejor futuro.

 

Cada región del país tiene su propia versión del examen, pero en general, la prueba incluye preguntas de chino, matemáticas y un idioma extranjero. Además, el candidato elige otros temas como historia, política, geografía, biología, física o química.

 

Como es tan complejo, el examen podrá durar de 2 a 4 días dependiendo la región en la que se está llevando a cabo.

 

 

 

 

¿Por qué es el examen más difícil del mundo?

 

El gaokao es, quizá, una prueba común en cuanto a contenido, pero lo que lo convierte en “el más difícil del mundo” es el grado de estrés y la presión que involucra el obtener un mejor lugar que cualquiera de tus compañeros de clase.

 

“Solo el 10% de una clase logrará ir a una universidad top, y si no logras, se te considera un fracaso, de ahí viene la presión”, explica Xueqin Jiang.

 

No ves a tus compañeros como amigos, sino como competidores que te podrían robar el precioso trofeo de obtener un lugar excepcional en el gaokao. La presión comenzará desde los años del preescolar.

 

En el país, es normal que un estudiante que se prepara para el gaokao estudie 12 o 13 horas al día, primero en la escuela y luego instituciones privadas intensivas, donde aprenden lecciones de cursos superiores.

 

 

 

La oportunidad de escalar

 

En China podrá haber “muchas cosas sucias”, pero el gaokao se considera como una prueba transparente y justa.

 

“El gaokao tiene la función de mostrar que en China existe la meritocracia”, dice Jiang, “mientras las personas crean que el gaokao es justo, la gente está dispuesta a obedecer al sistema”.

 

Y es que, para la sociedad china, esta prueba es lo único que les permite mirar hacia arriba cuando todo parece imposible.

 

 

Con información de BBC.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: