fbpx

Cherán, el municipio indígena que no tiene criminales ni políticos

Hay lugares extraordinarios en este mundo, eso lo sabemos. Pero, ¿alguna vez te pasó por la mente la posibilidad de que existiera un sitio donde la gente se preocupara más por mantener sus tradiciones y el ambiente natural que por el dinero o la política?

 

Bueno, para sorpresa de todos, ese lugar sí existe y se llama Cherán, un municipio ubicado en el centro del estado de Michoacán en el que, de acuerdo con los censos, la mayor parte de la población pertenece a la etnia purépecha. Su clima es templado, lo cual favorece el crecimiento de bosques de pino y encino, que a su vez es el hábitat de mapaches, cacomixtles, coyotes, armadillos y más.

 

Al ser una cuna de bosques, en 2005 comenzó a ser el blanco perfecto para la tala de árboles por grupos criminales, pues, de acuerdo a los residentes, lo grupos delictivos buscaban convertir aquella zona en un campo de aguacate.  Por este motivo, la criminalidad en el municipio aumento y todo apuntaba a que con la tala indiscriminada llegaría la escasez y la sequía a los ojos de agua ya que el aguacate al requerir mucha agua consume el suelo.

 

Por si esto no fuera poco, los secuestros de niños y mujeres comenzaron a ser desmedidos. ¿Pero quién hace entender a los narcos? Extraordinariamente, en este lugar un grupo de mujeres lo intentó y, aunque no recibieron respuesta favorable, sí tomaron medidas en contra de esta gente.

 

 

Con todo el girl power del mundo, en 2011 estas mujeres se le bloquearon el paso a los camiones de tala y tomaron rehenes. Poco después hicieron sonar las campanas de la iglesia para convocar al resto de los pobladores. De forma increíble, el resto de los habitantes salió a apoyar su llamado, prendieron fogatas en las esquinas y advirtieron a las autoridades con linchar a los maleantes.

 

Evidentemente, las autoridades del lugar llegaron y, como en todos lados, fácilmente se notó que la policía y el alcalde del lugar estaban coludidos con los grupos del crimen organizado. Sin embargo, esto no impidió que los pobladores los echaran del lugar para siempre.

 

A partir de ese momento los partidos políticos fueron prohibidos para evitar divisiones al interior de la comunidad. Los purépechas apostaron a la unión comunal sobre sus intereses individuales y, como nueva forma de gobierno, eligieron representantes de cada uno de los cuatro distritos que conforman el municipio para que conformaran el Consejo del Pueblo. Así, Cherán creó nuevos puestos de control y seguridad y estableció nuevas leyes comunales.

Los datos apuntan a que, desde 2011, la delincuencia ha bajado un 73% en el lugar.

 

Pero, ¿acaso esta forma de gobierno es legal? Lo es. De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las comunidades indígenas tienen derecho a establecer su propia forma de gobierno. Además, el gobierno comunal de Cherán ya ha sido avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

 

Así, desde que Cherán cambió su forma de gobierno, las cosas son más fáciles. La comunidad ha sido capaz de reforestar 3mil de las 17mil hectáreas que el narcotráfico había talado. Asimismo, han llevado a cabo la construcción del captador de agua de lluvia más grande de América Latina. Y lo más chido de todo es que ya se apuesta a que serán la primera ciudad sin basura en todo México.

 

La educación también es algo muy cool, pues la comunidad busca que su lengua madre y los saberes originarios se incluyan en los programas de educación básica.

 

Cherán es un lugar exclusivo de las comunidades purépechas. Puedes visitarlo como turista, pero no puedes comprar propiedades ahí.

Quizá es tiempo de #cheranizarnos.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: