¿Cómo disfrutar actividades al aire libre durante la pandemia siendo responsable ?

Después de más de seis meses de cuarentena sabemos que es muy probable que lo único que quieras es salir a divertirte, y no, no estamos hablando de clubs, bares o plazas comerciales, más bien nos referimos a todas esas actividades al aire libre que se pueden realizar. Senderismo, Reservas Naturales, camping e incluso una simple caminata por los parques.

 

Hoy vamos a darte algunos consejos para que seas un viajero ético y no vayas por ahí sin tomarte en serio la pandemia.

 

Si hay un rayo de luz para 2020 ese ha sido el aumento del interés por la naturaleza, sin embargo, ingresar a un parque nacional o a alguna reserva ya no es tan simple como ponerse un par de botas de montaña. Por más cansado que parezca, al igual que lo hacemos en todas las demás facetas de nuestras vidas, este pequeño viaje requiere tener en cuenta las precauciones de COVID-19. Recuerden, hay que protegernos y proteger a las comunidades con las que entramos en contacto.

 

Por supuesto, un paseo por la naturaleza es un poco diferente a ir al supermercado o a los centros comerciales, entonces, ¿cómo debemos ser conscientes de los demás si estamos al aire libre y al mismo tiempo encontrar formas de reiniciar este mundo?

 

“En la mayoría de las áreas, las personas pueden visitar parques, senderos y espacios abiertos como una forma de aliviar el estrés, tomar aire fresco, llenarse de vitamina D, mantenerse activos y conectarse de manera segura con los miembros de su hogar”, dice Stephanie Roulett, del Parque Nacional de Estados Unidos, “pero los senderos pueden ser tan estrechos que sea imposible mantener la distancia ideal entre las personas”.

 

Así que la mejor solución es usar cubrebocas todo el tiempo. Sí, aunque haga calor, haya nieve o básicamente el mundo se caiga. Ahora, si los demás no son responsables y no respetan la distancia necesaria, hazlo tú.

 

Ahora, si sabes que hay mucha gente al lugar donde irás, mejor busca los senderos, parques o los caminos menos transitados. Ve por donde casi nadie va y pásatela bien sin ponerte en riesgo. También puedes sondear a qué hora no hay tanta gente en tu destino, así elegirás la mejor hora para visitarlo.

 

Aquí se trata de respetar tu salud, la de los otros visitantes y hasta la de los encargados del lugar, que seguro estarán haciendo todo lo que esté en sus manos para cuidarte.

 

Ah, y por último, no olvides seguir el principio “Leave No Trace”, que básicamente es visitar los lugares sin dejar una sola huella de tu presencia. Eso incluye basura, cubrebocas y todo tipo de desecho orgánico e inorgánico.