fbpx


El aguinaldo no es eterno, aquí unos tips para exprimirlo al máximo

Después de un año bastante complicado quizá lo que más nos satisface durante estas quincenas es la llegada del precioso, así es, del aguinaldo que con mucho esfuerzo te has ganado. Si todavía no lo tienes, recuerda que, por ley, y desde 1970, esta prestación se paga a partir de la primera quincena de noviembre y tus jefazos tienen como fecha límite hasta el 15 de diciembre para hacerlo.

 

 

Además de eso, lo mínimo que deberás recibir en este pago debe ser de mínimo 15 días de salario fijo. Esto aplica también para quienes no han cumplido un año de servicio, aunque aquí la ley dice que “tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo”.

 

 

Lo cierto es que así como llega el dinero también se nos va de las manos y esto es algo que no nos podemos permitir sabiendo que el 2021 pinta bastante complicado por la crisis COVID19, así que hoy queremos darte algunos tips para que cuides tus finanzas personales y el dinero llegue intacto (o casi) a enero.

 

Prioriza necesidades

 

 

Que tus rubros de importancia queden claros cuando vayas a hacer un gasto. Prevé los clásicos pagos de inicio de año, colegiaturas, etc. Una vez que tengas cubierto lo esencial puedes empezar a pensar en darte uno que otro gustito.

 

Paga tus deudas

 

 

Quizá una de las maneras más efectivas de invertir tu aguinaldo es librándote de todas las deudas que vienes cargando. Si debes algo del Buen Fin, liquídalo y arranca el 2021 libre de pagos extra que no necesitas. Si tienes alguna deuda con tasa de interés y Costo Anual (CAT), eso es lo que debes pagar primero.

 

 

Invierte

Si quieres ver tu dinero crecer la Profeco te recomienda que inviertas en una cuenta de ahorro para el retiro (Afore) o un Plan Personal de Retiro. También hay inversiones en la bolsa (aquí lo recomendable son a partir de 10mil pesos) o los Certificados de Tesorería de la Federación (Cetes) que son, básicamente, pagarés que emite el gobierno para recaudar fondos en un cierto plazo que generan rendimientos (más lanita) a quienes invierten en ellos.

 

 

Aprovéchalo al 100%

 

Si tienes planeado remodelar alguna parte de la casa, poner loseta, cambiar puertas, pintar de otro color los interiores o hasta hacer renovación de muebles, hazlo. Este gasto, aunque grande, es uno que se aprovechará a largo plazo y será la mejor inversión que puedas hacer.

 

Ya sabes, esos gastos siempre son grandes, así que ahora que puedes hazlo.

 

Ahorra, no te lo acabes

 

 

Los ahorros nunca están de más. Así sea un 10, 20 o 30%, procura dejar en el cochinito una parte de lo que recibas, recuerda que la racha de enero siempre es pesada y uno nunca sabe cuándo habrá un imprevisto. ¡Que la cuesta de enero no te agarre con la guardia baja!

 

 

Haz un fondo de emergencia

 

 

Tener un colchoncito financiero es una forma de amortiguar crisis de cualquier tipo y ahora que estamos en medio de la pandemia, más. Utiliza tu aguinaldo para crear tu “fondo de emergencia” para situaciones de salud, accidentes o imprevistos de este tipo. Claro, nunca deseamos que esto pase, pero las emergencias surgen cuando menos lo esperamos.

 

 

Además de tu aguinaldo, revisa tu gasto familiar y comienza a reducir en medida de lo posible los gastos que no son necesarios.

 

 

Si vas a comprar algo

 

Ahora, si vas a darte un gustito y te vas a comprar algo, no te olvides de:

  • Elaborar un presupuesto: ponte límites y compra solo lo que esté dentro del dinero que puedes gastar. ¡No te endeudes!
  • Planea tus compras: si planeas lo que vas a comprar, no te van a salir «imprevistos» extras y evitarás el despilfarro.
  • Compara precios.
  • No te lo tomes a la ligera: nada de tarjetas de crédito, ya sabes, luego las tarjetas se pasan de lanza.
A %d blogueros les gusta esto: