fbpx


«El Infierno» cumple 66 años en medio de la pandemia y las derrotas

La casa de los Diablos Rojos del Toluca  este sábado 8 de agosto cumple 66 años de orgullo y tradición; 66 años de ser testigo de las grandes glorias escarlatas pero también de los peores momentos del equipo rojo; 66 años de recibir a los fieles aficionados, a los rojos de corazón que sin importar los resultados cada 15 días se dan cita con la esperanza de salir con un triunfo.

 

 

Este año no hay fiesta en el infierno, la pandemia provocada por el covid-19 ha mantenido en silencio las tribunas, hoy no se escucha “El Matador”, hoy no se gritan los goles, el festejo es en silencio y en medio de una grave crisis de resultados.

 

 

EL ENCUENTRO INAUGURAL

 

 

El partido inaugural de la casa de los Diablos fue ante GNK Dinamo Zagreb que en ese entonces pertenecía a Yugoslavia; fue Enrique Sesma quien marcó el primer gol del Toluca en el entonces llamado “Club Deportivo Toluca”.

 

Desgraciadamente los escarlatas perdieron el encuentro con un marcador de 4-1, pero con el paso de los años la cancha se fue llenando de momentos históricos.

 

 

SUS GRANDES NOMBRES

 

 

La casa de los Diablos, ha lo largo de su historia ha tenido diferentes nombres, todos ellos llenos de gloria.

 

Su primer nombre fue “Club Deportivo Toluca”, después «Héctor Barraza», «Luis Gutiérrez Dosal», le siguió «Toluca 70», posteriormente «Toluca 70-86”, le siguió «Nemesio Díez Riega», actualmente y lleva el nombre de “Nemesio Díez”.
Popularmente la afición a los largo de los años lo ha llamado «La Bombonera”, por su forma rectangular que se asemeja a una caja de bombones.

 

 

LOS CAMBIOS

 

 

“El Infierno” ha sufrido cambios en su estructura y ubicación, en sus inicios era solo un campo de tierra, que se localizaba en Avenida Colón, hoy llamada Paseo Colón y únicamente contaba con unas pequeñas bancas de madera.

 

Para 1919 la directiva adquirió los terrenos de la llamada Presa de Gachupines, que se encontraban en lo que hoy es la calle de Vasco de Quiroga, avenida Hidalgo poniente, Aurelio Venegas y Buenaventura Merlín, propiedad de Francisco Negrete.

 

Posteriormente se jugaron algunos partidos en la cancha «Tívoli» campo que se encontraba cerca del Río Verdiguel y en el campo «Patria» ubicado entre las calles de Aurelio Venegas, Morelos Poniente, Felipe Villanueva y Constituyentes, exactamente el lugar que ocupa hoy el Nemesio Díez.

 

En el segundo año de estar en segunda división, el campo «Patria» se utilizó como única sede, en este mismo año comenzó la readaptación de sus tribunas así como la colocación del alambrado.

 

En 1953 la directiva del club compró el campo «Patria», con lo cual por fin el club tenía su propio estadio.

 

LA NUEVA CASA

 

Con motivo del centenario del club la directiva hizo una remodelación completa del inmueble, con una inversión de más de 800 millones de pesos.

 

A finales del 2015 se comenzaron los trabajos de remodelación, además de la construcción de un estacionamiento con capacidad de mil 500 automóviles.

 

El estadio aumentó su capacidad pasando de 27 mil a 30 mil aficionados. Tiene cuatro zonas: Palcos, Palcos VID, Tribuna Diablo, Preferente y General, además de un palco de transmisiones para la prensa, televisión y radio ubicado en la zona de sombra preferente.

 

La inauguración de la nueva casa del Diablo se realizó en la jornada 2 del clausura 2017 de la Liga MX enfrentando al Club América y con un resultado final de 2 a 1 a favor del Deportivo Toluca.

 

 

 

 

 

DÍAS DE GLORIA

 

 

El Nemesio Diez ha sido testigo de 9 de los 10 títulos del Toluca.

 

Además de ser la sede de dos Copas del Mundo y en el 2019 fue recibió dos partidos de la Selección Mexicana.

 

En esta cancha se enfrentaron por primera y única vez los Potros de la UAEM contra los Diablos en la llamada “Copa Toluca”.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: