fbpx

Esta piñatería tamaulipeca ya le hizo su piñata a López-Gatell

Seguramente te has preguntando de dónde salen las piñatas de los políticos (que en mayoría son las que más vemos por ahí). Bueno, obtendrás tu respuesta en esta nota porque, si bien las de nuestro presidente ya abundaban desde antes de ser electo, no debemos olvidar que las de Peña Nieto fueron un hitazo en su época porque la mayoría de la gente quería moler a palos al exmandatario, aunque fuera su forma de cartón. Pero no, no fueron echas por la piñatería que le dio vida a la del subsecretario de prevención y promoción de la salud, esta es otra historia.

 

La Piñatería Ramírez es un sitio especial. Aquí las piñatas ya dejaron de ser solo eso y se convirtieron en curiosas artesanías. Si te vuelves famoso en México, ellos no dudarán en convertirte al cartón (o al menos eso dice uno de sus memes en su página de Facebook).

 

Y bueno, como el doctor Hugo López-Gatell es la figura pública del momento, esta piñatería de Tamaulipas no dudó en convertirlo en muñeco de cartón para comercializarlo. Y vaya que se parece.

 

 

 

La figura porta en una mano la representación del coronavirus y en la otra la recomendación que el doctor ha dado desde que comenzó la fase 2 de la crisis sanitaria: “Quédate en casa”. Desde luego, el muñeco lleva cubrebocas y un estetoscopio, además, mide 1.30 metros y tiene un costo de 800 pesos, (claro, más gastos de envío) por si alguien quisiera tener esta artesanía en casa.

 

¿Quiénes son los otros privilegiados que cuentan con su piñata?

 

Entre los célebres personajes están  el presidente Andrés López Obrador, Vicente Fox, Salinas de Gortari y varios políticos mexicanos más, Trump, Chabelo, El Chapo, bueno, hasta Thalia tiene la suya y se la hicieron llegar de parte de su club de fans. También hay de futbolistas, actores, personajes de caricaturas y de películas.

 

 

 

Actualmente las dos sucursales que tiene la piñatería se encuentran cerradas por la cuarentena, sin embargo, Dalton Javier Ávalos Ramírez, de 33 años, sigue creando desde su casa, donde también tiene un espacio que funciona como taller. Para Dalton, hace piñatas es seguir con el legado que le dejó su padre con el que comparte nombre. Dalton padre era cirquero en su juventud y se involucró con la confección de muñecos, así que cuando llegó a Reynosa, se dio cuenta de que no había nadie que hiciera piñatas en esa región y se lanzó a crear su propio negocio de estos objetos.

 

 

Lo más chido de todo es que, más allá de sólo crear piñatas, estas figuras ya se han convertido en una especie de crítica y denuncia social a varias situaciones que vivimos en el país.

 

¿Quieres una piñata excéntrica, con peluca, aplicaciones de materiales exóticos o quizá un carro alegórico lleno de personajes raros? Anímate y haz tu pedido, es muy probable que cumplan tu fantasía más oscura o tu sueño más cándido.

 

 

Síguelos en Facebook y descubre más de sus polémicas creaciones:  Piñatería Ramírez

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: