Así vivimos el concierto de Mago de Oz en Toluca

Por: Carlos Pérez

Fotografías: Daniel Rodríguez

Con un estilo único, lleno de intervenciones de alta calidad musical y en un escenario tan cercano que permitió apreciar cada detalle, Mago de Oz hizo su segunda presentación en México, visitando el Teatro Morelos en la capital mexiquense.
Toluca recibió a la banda Española en un ambiente familiar de domingo, en donde más de 2 mil personas se dieron cita para escuchar a la banda Española que cumple 35 años de magia y vida pirata

 
 

A lo largo de 35 años Mago de oz ha logrado una profunda identidad con México, a la que consideran su segunda casa, diversas canciones retoman elementos de la cultura mexicana y han logrado atraer un público de todas las edades, que salta a la vista en un escenario como el Teatro Morelos donde niños, adolescentes, adultos en incluso ancianos pueden convivir y disfrutar sin ningún temor.

 

 

Entender la diversidad de los asistentes es entender la música de esta banda, que entre sus distintos géneros que combina, destaca el folk; una combinación de Rock y blues que surgió en el siglo XX para nombrar a la música folclórica, el término inglés «folk» significa «de pueblo» y se deriva del alemán «volk», referencia a la gente sencilla.


Así la banda española llegó después de 6 años de su última visita a Toluca, para traer un repertorio renovado de 23 canciones en más de 2 horas de concierto, que lograron hacer gritar a una Toluca que tras la difícil pandemia y una tradición conservadora aún le cuesta romper los esquemas.

   

Vida pirata


El tour de Mago de Oz “Al abordaje” que recorrerá 14 ciudades de México y presenta su nuevo disco Bandera negra, una amalgama musical construida en pandemia, que celebra la vida pirata, con alcohol, fiesta, alegría, peleas y viajes, en un ambiente de fantasía y realidad.

A lo largo de su concierto todos los artistas desde los miembros fundadores Txus di Fellatio baterista y compositor y el violinista Carlos Prieto «Mohamed» hasta Manuel Ramil, el tecladista que se integró a la banda hace apenas un mes, tuvieron una intervención excepcional siendo el set list propicio para que todos brillaran en momentos específicos del concierto.

 
 

De esta manera Mago de Oz fue capaz de combinar intervenciones de ópera de Patricia Tapia, hasta algo de ska que de manera inusual han tomado en su canción “tu madre es una cabra”, sencillo surgido en colaboración con “la pegatina”.
El cierre del concierto fue lo que todos esperaban el tradicional “molinos de viento” aceleró los latidos de los seguidores que terminaron de levantarse de sus asientos para recordar que “hay un mundo por descubrir y una vida que arrancar de brazos del guion final.”

   

Le siguió “La vida pirata” y concluyó con la “Fiesta pagana” una oda a la festividad y una dura crítica a la iglesia que ha llevado a la banda a ser censurada, pero también le ha dado un alcance inusitado en todo el mundo principalmente en América Latina.


Todo fue como se esperaba, un evento memorable en el que la única deuda dieron las escasas tres cervezas que se tomaron en todo el recinto, -una por el bajista y dos cervezas que zeta regaló al público después de darles un trago-, sin embargo la felicidad de los más jóvenes, quedó en el centro y una nueva espera por que vuelva a Toluca esta banda icónica ha vuelto a iniciar.