fbpx

Marvel alguna vez estuvo en banca rota y Sony rechazó adquirir los derechos

¿Quién no ha escuchado de la franquicia Marvel? Es la casa de nuestros héroes favoritos: Thor, Iron Man, Spider-Man, Los Guardianes de la Galaxia, Hulk.

 

Sin embargo, incluso con todo el poder y dominio cinematográfico con el que cuenta, Marvel alguna vez estuvo en banca rota e intentó vender todos sus personajes para sobrevivir.

 

En los años 90 las cosas no parecían ir tan bien para esta productora, tanto así que en 1996 Marvel tenía una deuda de 700 MDD y, evidentemente, se declaró en banca rota. Por esta razón, estuvo buscando a diestra y siniestra vender la compañía a tres de los estudios cinematográficos, entre ellos Warner Bros, el propietario del universo DC. Y así, Sony Pictures fue la productora que se quedó a casi nada de comprar los derechos Marvel.

 

 

 

 

Pero parecía que a nadie le interesaba tener a todos los personajes, algunos solo veían potencial en ciertos superhéroes como Spider-Man, por eso, en aquel momento, John Calley, CEO de Sony, vislumbró una gran oportunidad para hacerse con los derechos únicamente del Hombre Araña y explotar al personaje con una serie de películas y una línea de juguetes a cargo de Hasbro. La fuerte crisis en Marvel impidió que se concretara este primer acuerdo.

 

Para 1998 otra oportunidad apareció. El CEO de Marvel cambió y el israelí Ike Perlmutter intentó una nueva negociación con Sony, así que le ofreció todos los derechos de sus personajes (a excepción de Hulk, Los 4 Fantásticos y X-Men) a la productora por 25 MDD. Este ofertón no bastó y Marvel fue bateada por segunda ocasión, porque ¿quién querría a Iron Man, Thor y más personajes si podían tener a Spider-Man? Claro, eso solo pasaba en los sueños guajiros de Sony. ¡Dejó ir al Dios del Trueno y al filántropo multimillonario!

 

Después de tantos berrinches, Sony por fin se salió con la suya y compró al Hombre Araña por 20MDD y, a principios del siglo XXI, el extinto estudio 20th Century Fox (ahora 20th Century Studios de Disney) logró obtener los derechos de Los 4 Fantásticos y los X-Men. ¡Touché!

 

A esta adquisición siguió la compra de todo Marvel por Disney en 2009 por nada más y nada menos que 4,000 MDD. Y es aquí cuando la gloria de Studios Marvel comienza, porque fue a partir de ese momento cuando dio inicio lo que ahora conocemos como el Universo Cinematográfico de Marvel al experimentar con Iron Man (2008), a cargo de Paramount Pictures, y con The Incredible Hulk (2008) de Universal Pictures.

 

 

Y como Disney tiene el poder y dominio de todo, también adquirió los derechos 20th Century Fox, por lo tanto, es dueño y poseedor de Los 4 Fantásticos y el Universo X-Men. Así que se esperan nuevas producciones que unan a estos personajes, esto de acuerdo a Kevin Feige, quien lo anunció en la pasada edición de Comic-Con 2019.

 

Y, en cuanto a Sony, pues sigue teniendo éxito con sus producciones del Spider-Verse, además de algunos personajes de Marvel que sí terminó comprando. Sony continúa trabajando en proyectos enfocados al Hombre Araña, Venom, Morbius, Kraven el cazador y más.

 

 

El pasaje histórico tan sorprendente de la banca rota de Marvel se encuentra contenido en el libro The Pig Picture: The Fight for the Future of Movies (vía Screen Rant) de Ben Fritz. No es mito, es serio sucedió y aquí puede ser comprobado.

¿Tú ya sabías esta historia?

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: