fbpx


México será de los primeros países latinoamericanos en tener red 5G

La tecnología cada vez nos encamina más hacia las redes del futuro y aunque lento, México podría gozar de la señal 5G más rápido de lo que se piensa.

 

 

De acuerdo con Forbes, para 2025 México ya habrá alcanzado una cobertura 5G del 50% convirtiéndose así en uno de los primeros países de América Latina que más rápido adopte esta tecnología. En ese año estaríamos hablando de 90millones de usuarios que gozarían de las ventajas del 5G, un 13% total del tráfico total de esta nueva red.

 

 

De acuerdo al Mobility Report 2020, uno de los estudios de conectividad más robustos a nivel mundial elaborado por la firma Ericsson, países como Brasil, Colombia, Argentina y Chile también se perfilan para unirse al barco del 5G de manera rápida y temprana.

 

 

Y aunque el 2025 suena todavía lejano, esto tiene que ver no con los medios necesarios para traerla al país, sino con el alcance de la señal:

“El proceso de adopción de la 5G en el país va más allá de calcular un año, tiene que ver con la disponibilidad de espectro. De ahí que, con uno liberado en términos razonables, se podrá implementar la red”, dijo Börje Ekholm, presidente y CEO de Ericsson.

 

 

También se tiene pronosticado que para finales de este año se alcancen los 190 millones de suscriptores de la red 5G. Para 2025 ya estaría al alcance del 30% de la población global y en ese mismo año se podría alcanzar un 65% total.

 

 

Corea del Sur fue el primer país en tener esta tecnología y llegó en 2019. A la lista de los países ganones del beneficio inalámbrico se han incluido: Suiza, Emiratos Árabes, Finlandia, España, Italia, Alemania, Japón, Irlanda, China, Rumania, Suecia, EU, Canadá, Austria, Tailandia y Bélgica.

 

 

5G, la red que nos cambiará la vida

 

 

Tan solo describir el 5G ya es una locura. Entre las innovaciones que nos traerá será el multiplicar la capacidad de las autopistas de la información y posibilitará que objetos cotidianos, desde la nevera hasta los automóviles, puedan conectarse (con nosotros y entre sí) en tiempo real. Además, viene con todo para poder intervenciones quirúrgicas teleasistidas (como la que este año se llevó a cabo en Barcelona) e incluso desplegar nuevas flotas de vehículos autónomos y coordinar los trabajos agrícolas través de sensores instalados en distintos puntos de un campo de cultivo.

 

 

 

 

Pero, ¿qué es?

 

 

El 5G nombra a la quinta generación de redes móviles. Con el 1G conocimos las llamadas telefónicas, el 2G nos regaló la mensajería instantánea, el 3G trajo la conexión a internet y el 4G, la red que hoy gozamos en todos nuestros smartphones, abrió paso a la red de banda ancha, el streaming, la realidad aumentada. Sí, todo esto suena muy común, pero hace veinte años no era nada cotidiano.

 

 

El 5G nos cambiará la vida porque nos permitirá navegar a una velocidad tremendamente rápida con sus diez gigabytes por segundo. Esto representa un flujo de información aun más rápido que las fibras ópticas que andan conquistando el mercado. Y, en términos sin teoría, esta señal de quinta generación nos dejará descargar una película completa en cuestión de segundos.

 

 

También habrá una latencia (respuesta de la red) todavía más veloz. Según los operadores, esta podría reducirse a 5 milisegundos, un período casi imperceptible para los humanos, lo cual nos permitirá conectarnos prácticamente en tiempo real.

 

 

 

Este dato es especialmente importante, por ejemplo, para minimizar el tiempo de respuesta de un vehículo autónomo de cara a mejorar la seguridad tanto de los ocupantes como de cualquier viandante que le circunde.

 

 

Otro plus es que podremos ampliar el número de dispositivos conectados a internet sin que nos falle la red de navegación. Esto aplica para vehículos, robots industriales, mobiliario urbano (badenes, calzada, paradas de autobús) o cualquier dispositivo electrónico que tengamos en casa (desde la alarma, la lavadora, la nevera o el robot aspirador) podrán conectarse y compartir información en tiempo real.

 

 

 

 

¿Es peligroso el 5G?

 

 

Las especulaciones acerca de esta nueva tecnología han sido muchas. Sin embargo, la OMS calificó la tecnología inalámbrica como cancerígeno del nivel 2B, un índice muy genérico que, según la propia organización, se les da a agentes “posiblemente carcinógenos para los seres humanos, esto es, cuando se considera que una asociación causal es creíble, pero el azar, los sesgos o los factores de confusión no pueden descartarse con una confianza razonable”. En esta categoría se incluyen sustancias que se tienen como poco nocivas, como el cafecito.

 

 

La OMS también ha afirmado que, hasta el momento, en los estudios que se le han hecho a esta nueva tecnología no hay nada que indique que las ondas de radiofrecuencia aumenten el riesgo de padecer cáncer o cualquier otra enfermedad.

 

 

Así que, por ahora, parece que la 5G nos traerá más beneficios que problemas.

 

Con información de Forbes y National Geographic.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: