¿Por qué comprar en bazares es chido?

En los últimos años hemos leído hasta el cansancio la frase “consume local” y en redes ha sido común encontrarnos con la idea de apoyar las marcas mexicanas, así como los pequeños negocios, pero ¿conoces las repercusiones de todo esto?

Aquí te dejamos tres puntos para reflexionar sobre este fenómeno.

Solidaridad

Pensar en adquirir algún producto de un negocio local —más en tiempos de pandemia— es pensar en lo que hay detrás de cada proyecto: las metas, sueños y esperanzas de cada emprendedor, incluso de su familia esperando que su iniciativa se muestre como una opción rentable para tener un sustento económico. Al apoyar cada pequeño comercio generas empatía y ayudas a tus semejantes.

Hacer comunidad

Elegir consumir local es una buena oportunidad para conocer a tus vecinos y crear una red de apoyo. Cuando compras en la tiendita de la esquina fomentas el reconocimiento social y la sensación de identidad. Es momento de apoyar los proyectos de tus amigos, vecinos y familia.

Activación de la economía 

Las grandes empresas se enriquecen sin preocuparse por el cuidado del medio ambiente, la emisión de gases contaminantes ni la cantidad de plástico o residuos tóxicos que generan, tampoco les importa mucho generar empleos esclavizantes y mal pagados. Pero los pequeños emprendedores sí toman eso en cuenta, además, tienen una historia detrás que podría resumirse en una lucha diaria para conseguir que su mayor sueño les dé para vivir. 

Piensa que al dar tu dinero a una empresa multimillonaria los más beneficiados casi siempre son los empresarios. 

APROVECHAR LAS FECHAS NAVIDEÑAS

En estas fechas destacan dos cosas: el amor y el consumo, las dos se mezclan para sorprender a nuestros seres queridos con regalos, es muy probable que al pensar en comprar algo para tu familia o amigos pienses en grandes marcas. Es por eso que te recomendamos voltear a tu alrededor y pensar en los comercios locales que ofrecen los mismos productos pero con mucho más amor de por medio.

A partir de ahora cada vez que necesites comprar ropa, artículos de aseo personal, joyería o café cuestiona toooooodo lo que implica tu consumo: ¿a quién está beneficiando tu compra?, ¿cuál es su origen?, ¿de qué está hecho?, ¿de dónde viene?

Checa nuestra edición de diciembre dedicada a los bazares: