Secuelas impredecibles, ¿cómo afecta el COVID19 al cerebro humano?

Ante una segunda ola de COVID19 en la que la gente parece cada vez menos preocupada por la enfermedad, los científicos siguen descubriendo los efectos colaterales del virus SARS-CoV-2.

 

 

Esta vez un estudio ha revelado que, desafortunadamente, la enfermedad podría tener impactos significativos en las funciones cerebrales que, en su peor expresión, se ha asociado a un deterioro mental equivalente a 10 años de envejecimiento cerebral.

 

 

Cómo estuvo la cosa

 

 

El estudio fue lidereado por el Imperial College de Londres a través de la prueba titulada Great British Intelligence Test. Dentro de este se sometió a más de 84mil personas y, según Adam Hampshire, líder del equipo de investigadores, se encontró que en algunos casos graves la infección de coronavirus está asociada con déficits cognitivos sustanciales.

 

 

Las pruebas cognitivas miden qué tan bien realiza tareas el cerebro. Ente los ejemplos se cuentan la posibilidad de recordar palabras o unir puntos en un rompecabezas. Estas pruebas se utilizan ampliamente para evaluar el desempeño del cerebro en enfermedades como el Alzheimer y también pueden ayudar a los médicos a evaluar problemas cerebrales temporales.

 

 

Los déficits cognitivos fueron “de una magnitud de efecto sustancial”, especialmente entre las personas que habían sido hospitalizadas con COVID-19, dijeron los investigadores. Los peores casos mostraron impactos “equivalentes al declive promedio de 10 años en el desempeño global entre las edades de 20 a 70”.

 

 

 

 

 

¿Estudio eficaz?

 

 

Como todo, muchos de los estudios son rebotados por colegas del mundo de la medicina y este caso no es la excepción. Resulta que uno de los puntos en contra que tienen estas revelaciones es que, según médicos de todo el mundo, no se midió la función cognitiva antes de que los pacientes contrajeran el virus. Esto daría a conocer que, pese a todo, podrían ser solo deficiencias a corto plazo.

 

 

Por otro lado, el estudio incluyó a una gran cantidad de personas que informaron haber tenido COVID-19 sin tener un resultado de examen positivo.

 

 

Sea como sea ahora nos ha quedado la duda de estas afecciones y los médicos sí concuerdan en esto.

 

 

“A medida que los investigadores buscan comprender mejor el impacto a largo plazo de COVID, será importante investigar más a fondo hasta qué punto la cognición se ve afectada en las semanas y meses posteriores a la infección, y si en algunas personas se produce un daño permanente a la función cerebral”.

 

Como el COVID19 es muy impredecible, no queda más que te cuides. Usa cubrebocas y sal lo menos posible. ¡La pandemia sigue y está con todo!