fbpx


Te decimos cuáles son los fraudes más comunes durante la pandemia

En tiempos desesperados no es nada nuevo que la gente se aproveche de la necesidad de las personas y bueno, como ya es habitual, muchos delitos han surgido mientras la pandemia nos mantiene ansiosos en casa.

 

 

Fraudes, suplantación de identidad y hasta extorsiones, estos son los delitos cibernéticos en la pandemia que más han detectado las autoridades de la Ciudad de México.

 

 

Los insumos médicos

 

 

En marzo pasado, cuando apenas comenzaba la contingencia sanitaria por covid-19 en México, Rafael encontró en internet a un proveedor de alcohol que ofrecía este producto a buen precio. Se puso en contacto con él vía WhatsApp y acordaron la compraventa de dos mil litros. Como se había acordado, se hizo el depósito de 100mil pesos para cerrar el trato. Y aquí vino la tragedia. Cuando Rafael trató de ponerse en contacto con el proveedor, la página de internet donde había visto el anuncio y el número telefónico a través del cual había establecido comunicación ya no estaban disponibles.

 

 

Así, hoy en día los delitos que tienen que ver con la venta de insumos médicos aparecen como uno de los más constantes en los registros oficiales. De acuerdo con Chilango, la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detectó la suplantación de identidad de la empresa 3M, dedicada a comercializar distintos productos. Al parecer varios ciberdelincuentes posteaban anuncios a nombre de la empresa ofreciendo productos como respiradores y cubrebocas. 3M después aclaró que no hacen este tipo de ventas por internet y que tampoco pide anticipos.

 

 

 

 

Delitos cibernéticos

 

 

La ansiedad y el miedo que cargamos todos han permitido que los ciberdelitos nos tomen desprevenidos. Los malware que afectan a los dispositivos y los correos pishing, que roban datos personales de las víctimas.

 

 

Otro de los delitos más sonados fue el que circuló en WhatsApp sobre presuntas “tarjetas de Bienestar Social” que habían sido aprobadas por el Gobierno Federal para las personas que recibían el mensaje. Pero la SSC alertó que era falso, pues el sitio solo quería robar información personal.

 

 

Las extorsiones tampoco se detuvieron durante este periodo de confinamiento. A partir del inicio de la pandemia se reportaron por lo menos dos situaciones en las que personas llamaban a comerciantes del Centro Histórico para ofrecerles permisos especiales a cambio de dinero para que pudieran abrir durante el confinamiento.

 

 

 

 

En Toluca

 

 

Alejandra M. recibió una llamada en la que le aseguraban que su hija “F” le había mandado despensa y medicina. Alejandra confió en lo que le decían en la llamada, pues recibió su nombre completo y el nombre de su hija además de la dirección a donde se iban a dirigir (su domicilio) para hacer entrega de lo que supuestamente le habían mandado. Posteriormente, Alejandra le habló a F para “confirmar” que el envío era real. Evidentemente, no lo era. El miedo a que los maleantes aparecieran en su casa fue constante.

 

 

Cómo prevenir estos delitos

 

 

Mientras menos información personal y más desconfianza, mejor.

Para evitar este tipo de delitos es mejor:

  • Desconfiar de ofertas increíbles en Internet
  • Verificar los datos del vendedor y/o de la empresa
  • No dar datos personales
  • En caso de intento de extorsión, se recomienda colgar y llamar a las autoridades
  • Verificar los sitios web a los que ingresamos
  • Informarnos sobre covid-19 en sitios oficiales

 

 

Con información de Chilango.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: