fbpx

Guía básica para una escapada al Nevado de Toluca

Por: Andrea Lara

¿Te imaginas estar en la cuarta formación rocosa más alta de México? ¿Crees que podrías respirar el aire más puro en tu entorno de un solo jalón? ¿Tener las nubes a centímetros de poder tocarlas? ¡Sí! Es posible. Uno de los lugares más atemporales para visitar por la belleza que posee en cualquiera de las estaciones del año cerca de la ciudad de Toluca, es el Volcán Xinantécatl. Definitivamente estar en él, es toda una experiencia. Ahora les cuento. 

Cómo llegar y qué hacer en el Nevado

Una vez en el Parque de los Venados, deberás abordar unas camionetas con cupo de hasta 12 personas que pertenecen a ejidatarios de pueblos contiguos, quienes cobran 50 pesos por llevarte a la entrada principal en un tiempo de entre 35 y 40 minutos, aproximadamente —por el mismo precio se paga la bajada al parque de los venados—. ¡Claro!, siempre y cuando no desees hacerlo de otro modo, porque eso sí, mientras uno sube en auto, otros tantos recorren el camino en bici, caminando o corriendo. 

DESAFÍA TU MENTE Y CUERPO EN FRIXIONA, ESCALADA Y AVENTURA: AQUÍ PRECIOS Y HORARIOS

Al volcán no puedes solo ir a caminar, también tienes la chance de escalar o andar en bici sobre rutas ya establecidas para este tipo de deportes. Por supuesto se recomienda investigar a través de redes sociales con grupos ya formados los requerimientos para evitar accidentes. 

También existe la posibilidad de acampar. El costo por tienda de campaña es de 90 pesos más 100 pesos por campista.  Si no te gusta tanto la aventura, hay una posada con agua y electricidad que puedes rentar por 300 pesos por persona. Si quieres es dormir cómodamente, no se recomienda que haya más de 4 personas —aunque podrían caber hasta 6 acompañantes—. Siempre será bueno atender a las indicaciones que, en éste caso, la policía de alta montaña, demande. ¡Opciones hay! 

ESTAR en el volcán

Fotos: Jesús Mejía

Con los años, el deterioro del volcán por la falta de preservación ha sido tremendo, y como medida inmediata, las autoridades decidieron cobrar una cuota de 50 pesos por persona para tener un mayor control del ingreso —además del plan que seguramente tendrán en mente—, ¡¡pero-nah!!, no nos vamos a meternos en rollos políticos… por ahora. 

Nada más bello que detenerte por un momento y observar a tu alrededor. 

Si eres clavadón con las cosas naturales y su existencia, te sabrás afortunado de ver lugar tan increíble; querrás dibujar cada parte de las esquinas en la montaña, los colores carmín y grises que parecieran grabados, el aire helado que al cambiar de una montaña a otra sientes hasta las pestañas, la claridad del agua de las lagunas del Sol y la Luna que deslumbran con el reflejo del sol. Caminar, simplemente andar y disfrutar el espacio-tiempo de ceder tu cuerpo a la entera naturaleza del volcán. Andar sin prisa. El silencio profundo de la perpetua eternidad del Xinantécatl.

Si tu fuerte no es la prisa y el hambre se ve llegar, en el Parque de los Venados hay localitos de comida que son bastante accesibles en precios. Tortillas hechas a mano, guisados varios, calditos de hongo, cafecito de olla, pan —solo por mencionar algo— es lo que encontrarás para saciar el hambre que viene luego de andar por el Volcán. 

Bien lo digo con firmeza: ir al Xinantécatl es toda una experiencia, algo imperdible. Solo imagina ver trascurrir el tiempo desde la noche contemplando las estrellas que se ven más cerca aun estando en las alturas, hasta que los primeros rayos de luz caigan en sus parpados. 

Cuando estés ahí, duda de si hiciste bien o mal en caminar ese espacio y piensa: ¡siempre hay opciones!

A %d blogueros les gusta esto: