fbpx


Y entonces, ¿cuánto duran los anticuerpos contra el COVID19?

Ahora que se ha demostrado que enfermarse de COVID19 y recuperarse sí crea anticuerpos, las buenas noticias siguen apareciendo para ayudar a los sabios a crear la “vacuna perfecta”.

 

 

Según un estudio publicado el 1 de septiembre por The New England Journal of Medicine, y llevado a cabo en Islandia, ahora sí es un hecho que los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 no disminuyen durante algunos meses. Es decir, estos amigos luchan contra el virus, pero no dejan el organismo hasta tiempo después, pues sobreviven al menos es cierto nivel para mantenerse a las vivas.

 

 

El estudio testeó a 30mil 576 personas de Islandia y se realizó gracias a muestras de suero que provenían de estudios diferentes.

 

 

Para llevarlo a cabo se probaron 2 mil 102 muestras recolectadas de mil 237 personas hasta 4 meses después del diagnóstico mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa), se midieron los anticuerpos en 4 mil 222 personas en cuarentena que habían estado expuestas al SARS-CoV-2 y además en 23 mil 452 personas cuya exposición no se sabía.

 

 

¿Cuáles fueron los resultados? ¿Son prometedores?

 

 

Resulta que de mil 797 personas que se recuperaron de la enfermedad el 91% eran seropositivas, es decir mil 215 tenían presencia de los anticuerpos en su sangre. Dichos anticuerpos vitales aumentaron durante 2 meses después del diagnóstico y permanecieron en un nivel estable durante el resto del estudio que fue de 4 meses.

 

 

De las personas que estuvieron en cuarentena, solo el 2.3% fue seropositivo. Así que, aunque evitemos pescar el bicho por mantenernos encerraditos, nuestras defensas y anticuerpos no son nada a comparación de los guerreros que ya la libraron.

 

 

¿Quién tiene más anticuerpos?

 

Como el estudio de Islandia buscaba valorar la seroprevalencia del SARS-CoV-2 en el organismo de la población de ese país y evaluar qué cambios tendrían los niveles de anticuerpos durante los siguientes dos bimestres, todo se categorizó de acuerdo al sexo, la edad, los genotipos y los síntomas de COVID19 que se pudieran presentar.

 

 

Así que el resultado dio a conocer que las personas mayores y los que fueron hospitalizados tenían un nivel más alto de anticuerpos.  En el lado opuesto, los fumadores y aquellos que tomaban medicamentos antiinflamatorios tenían los niveles más bajos de estos.

 

 

“Con respecto a las características clínicas, los niveles de anticuerpos se asociaron más fuertemente con la hospitalización y la gravedad clínica, seguidos de síntomas clínicos como fiebre, lectura de temperatura máxima, tos y pérdida de apetito. La gravedad de estos síntomas individuales, con la excepción de la pérdida de energía, se asoció con niveles más altos de anticuerpos”, podemos leer en el estudio.

 

 

 

En resumen, si contraemos la enfermedad y salimos de ella, dependiendo de los factores antes mencionados, podrías preservar los anticuerpos hasta por 4 meses seguidos. Este es un dato importante que los sabios deben tener en cuenta para el desarrollo de las vacunas.

 

Y como plus, el New York Times también ha lanzado un artículo en el que los científicos han comprobado que el sistema inmunológico de los atletas es más propenso a responder favorablemente a las vacunas, puesto que el organismo sufre de ciertas exigencias diarias que lo obligan a adaptarse de una mejor manera.

 

 

Así que sí, estar en forma puede aumentar la protección que obtenemos de una vacuna, esto sin importar con cuánta intensidad se ejercitan antes de la inyección o en qué momento lo hacemos.

 

 

Aunque muchos de nosotros no llevamos un ritmo de entrenamiento de élite, Martina Sester, inmunóloga de la Universidad de Saarland y coautora del estudio deportivo, cree que incluso los deportistas ocasionales o aquellos que hacen ejercicio con objetivos más recreativos podrían tener mejores respuestas ante las vacunas que las personas sedentarias

 

 

Asimismo, Sester y sus colegas esperan que un buen estado físico mejore las respuestas inmunitarias a otras vacunas, incluyendo las que se están desarrollando para el COVID-19.

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: