fbpx


Los Premios Oscar establecen nuevas reglas para Mejor Película en busca de la inclusión

La edición 2020 de los Premios Oscar dejó con la boca abierta al mundo entero porque por primera vez en su historia una película extranjera se llevó la estatuilla a Mejor Película. Sí, hablamos de la favorita de todos, Parasite.

 

Aunque esto marcó una pauta en el antes y después de los premios, hoy la Academia de cine de Hollywood acaba de dar otro anuncio histórico: hay nuevas normas de elegibilidad para fomentar la inclusión entre los nominados al Oscar a Mejor Película.

 

A partir del 2024 todas las cintas que pretendan aspirar a Mejor Película tendrán que precisar un número mínimo de empleados en el reparto, equipo de producción y administrativo de minorías étnicas muy poco representadas o abordar directamente temas que afecten a esas comunidades.

 

¿Esto qué quiere decir? Como podrás recordar, en los premios pasados no hubo ninguna película que estuviera lidereada por una directora nominada a Mejor Película, tampoco se consideró a aquellas que estuvieran protagonizadas por mujeres. El claro ejemplo de las ignoradas es Little Women de Greta Gerwig o The Farewell de Lulu Wang.

 

La poca diversidad que se tiene para la selección de títulos es clara, pero eso ha llegado a su fin porque se viene la Academy Aperture 2025, una iniciativa que busca revertir dicha situación promoviendo la inclusión y representación en Hollywood.

 

 

¿De qué va la iniciativa?

 

De acuerdo con el comunicado oficial y medios internacionales, la Academia ha establecido cuatro nuevos criterios que se basan en torno a la inclusión de:

 

a) Las comunidades menos representadas como los asiáticos, hispanos/latinos, afroamericanos, indígenas/nativos americanos/nativos de Alaska, hawaiano y/o alguna otra etnia indígena que no tenga representación.

 

b) Las minorías: las mujeres, etnias, la comunidad LGBT+ y las personas con discapacidad física o mental, que estén sordos o no escuchen bien.

 

 

 

Representación en pantalla, historias y narrativa

 

Este primer criterio exige que el papel principal, o de reparto, tenga que ver con una comunidad o etnia de las menos representadas. Si no es la opción anterior, se exige que al menos el 30% de los papeles secundarios tengan que ver con minorías.

 

 

Una opción c es que la historia y/o el tema principal de la cinta esté centrada en una persona de las minorías que acabamos de nombrar.

 

 

Grupo creativo y dirección

 

 

Para cumplir con el segundo criterio se debe seguir alguna de las siguientes opciones.

 

 

Al menos dos de los puestos creativos y de dirección deben estar precedidos por minorías. Aquí se incluye al director de casting, cinefotógrafo, compositor, diseñador de vestuario, director, editor, estilistas, productores, diseñadores de producción, decorador, editor de sonido, supervisor de VFX y guionistas.

 

 

La opción B es que al menos seis miembros del equipo de producción o que estén en puestos técnicos (a excepción de los asistentes de producción), deben ser de un grupo racial o étnico que no haya sido representado. Aquí entran los continuistas, gaffes, etc.

 

 

La opción C es que al menos el 30% del equipo de producción de la película provenga con minorías.

 

Acceso a oportunidades en la industria

 

El tercer criterio tiene que ver con la oferta de pasantías y capacitación a grupos insuficientemente representados y a diversidad en equipos de comercialización y distribución. Esto incluye el pago de programas de formación y aprendizaje a miembros del equipo que pertenezcan a minorías.

 

 

Los departamentos considerados son : producción o desarrollo, postproducción, “physical production” (itinerario y presupuesto), departamento de música, VFX  o efectos especiales, distribución, marketing y publicidad.

 

 

Audiencia

 

 

El estudio o compañía debe contar con la presencia de varios ejecutivos de alto rango que formen parte de algunas de las minorías en los equipos de marketing, publicidad y/o distribución.

 

 

 

¿Y las demás categorías?

 

Los requerimientos antes conocidos se mantienen, pero los estándares obligan a tener un equipo más diverso y exclusivo.

Las categorías Mejor Película Animada, Documental y Película Extranjera, se considerarán de forma separada de las “producciones regulares”.

 

 

 

Ejemplos en las últimas ediciones

 

 

The Irishman de Martin Scorsese cumple con el estándar de “grupo creativo y dirección”. Marianne Bower es productora de la cinta, Thelma Schoonmaker es la cabeza del departamento de edición y Ellen Lewis fue directora de casting. No olvidemos la presencia de Rodrigo Prieto como director de Fotografía y a Gastón Pavlovich (ambos mexicanos/latinos) como productor.

 

 

De Parasite ni se diga. En 2019, Roma de Alfonso Cuarón también cumplió con estos estándares. Un año antes, en 2018, Black Panter se convirtió en la primera película de superhéores en estar nominada como Mejor Película, además de contar con un elenco y producción de mayoría negra.

 

 

Las películas que aspiren al Óscar a mejor película en 2022 y 2023 no estarán sujetas a estas normas, pero deberán presentar a la Academia datos confidenciales sobre diversidad.

 

 

Desde 2015, con la campaña #OscarsSoWhite (Óscars demasiado blancos), la Academia ha hecho esfuerzos concertados para ampliar su número de miembros.

 

 

Con información de AFP y Sopitas.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: