fbpx


¡A echar maratón! Te dejamos las mejores películas de terror mexicanas

En este mes festejamos a México, y que mejor manera de festejarlo que reconociendo el buen cine mexicano. Por supuesto que hay producciones buenísimas de terror realizadas en México, aquí te dejamos nuestras favoritas. Aviéntate un maratón YA.

 


 

El Escapulario (1968)

 

Durante la época de la revolución mexicana, una mujer moribunda manda llamar al joven sacerdote del pueblo, ante el ella le confiesa poseer un milagroso escapulario que tiene el poder de protegerle la vida a quien lo posea, antes de morir ella le cuenta al escéptico sacerdote como el escapulario salvó la vida de sus hijos reviviendo así cuatro insólitas historias cruzadas. (FILMAFFINITY) ¡100% recomendada!

 

 

 

 

Checa el trailer aquí.

 

 


 

 

Hasta el viento tiene miedo (1968)

 

 

Esta es una de las cintas mexicanas más queridas de los fans del género. Protagonizada por Marga López, Maricruz Olivier, Alicia Bonet y Elizabeth Dupeyrón, la historia nos llevan directo a un internado para mujeres bastante estricto en el que suceden cosas sobrenaturales.

Todo comienza cuando Claudia y sus amigas son castigadas por desobedecer. Parte del castigo es pasar las vacaciones del verano en el internado sin poder salir. Una noche, Claudia escucha una voz que la llama y, aterrada, busca de dónde viene el sonido hasta que se topa con un ente paranormal que aterrorizará a todo el grupo.

 

 

 

 

Checa el trailer aquí.

 

 

 

Lee también:

Las 7 mejores películas mexicanas que puedes ver en Netflix

 


 

Espiritismo (1962)

 

 

Una familia desesperada por una serie de reveses económicos va sumergiéndose más y más en el peligroso mundo del espiritismo… muy pronto comprenderán el grave riesgo al que se han expuesto. ¡Puedes verla en YouTube!

 

 

 

 

Checa el trailer aquí.

 

 


 

 

El Libro de Piedra (1969)

 

La pequeña Silvia es hija del acaudalado Eugenio Ruvacalba, quien le contrata una institutriz para cuidarla. Desde ese entonces, la niña se comporta muy raro y dice jugar con Hugo, una estatua de piedra de un niño que lee un libro. Parece un juego infantil, pero es una macabra obsesión.

 

 

 

 

Checa el trailer aquí.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: