fbpx

Adiós dinero, hola métodos de pago digitales

El coronavirus sigue transitando libremente por el mundo contagiando a cualquier persona sin importar su posición económica, raza, edad ni preferencia sexual. Las personas se han puesto creativas y han implementado en su día a día alternativas para mantener las medidas sanitarias necesarias.

 

 

Los pagos digitales no son algo nuevo, pero sí que han aumentado de manera significativa durante la pandemia de COVID-19. El dinero físico se ha convertido en un arma mortal que circula por las manos de personas como una bomba del virus, por lo que se ha recomendado a la población recurrir a los métodos de pago electrónico como: PayPal, tarjetas, contra reembolso, transferencias bancarias, pagos a través del móvil, moneda virtual y Bancos online.

 

 

Según Adyen, el 46% de los clientes eligen entre un comercio u otro en función de lo cómoda y fácil que es la experiencia de compra, esto aplica tanto en tienda física como online.

Las ventajas de realizar pagos digitales son muy grandes, sin embargo, siguen existiendo riesgos y resistencia por parte de muchas personas, ya sea por miedo o falta de conocimientos con respecto al tema. Claro que hay muchos peligros, así que es importante mantenerse alerta. Sin embargo, la mayoría de ellos se pueden prevenir, así vas a poder gozar de seguridad, salud y comodidad.

 

 

Aquí te compartimos algunos consejos para que tu experiencia sea favorable y segura:

–             Activa todas las opciones de seguridad como contraseñas, alertas, huellas dactilares y reconocimiento facial. Recuerda mantenerlas en privado.

–             Mantén actualizadas las aplicaciones, conócelas y de preferencia siempre échales un ojito, de ser posible que sea diariamente.

–             Compra únicamente en tiendas reconocidas, checa estas recomendaciones de la policía cibernética: https://bit.ly/2UuOyPU

–             Recurre al área de atención a clientes tantas veces lo necesites, ya sea para aclarar dudas o si detectas actividad inusual en tu cuenta, por ejemplo, una compra que no realizaste.

–             Si pagas con tarjeta, no la pierdas de vista en ningún momento y no compartas tu contraseña.

–             No utilices computadoras ni redes públicas para realizar transacciones ni otro tipo de movimiento.

–             Considera sospechosa toda solicitud de información personal por correo electrónico y toma tus precauciones.

 

 

Si te quedaste con dudas puedes descargar CoDi, una plataforma desarrollada por Banco de México para facilitar las transacciones de pago y cobro a través de transferencias electrónicas, de forma rápida, segura y eficiente: https://bit.ly/37dJNQ7

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: