(FILES) This file photo shows the Amazon logo at the 855,000-square-foot Amazon fulfillment center in Staten Island, one of the five boroughs of New York City, on February 5, 2019. - Amazon on January 5, 2021 announced it bought jets from a pair of airlines, bolstering its delivery network as online shopping booms and travel withers during the pandemic. The e-commerce colossus launched its air shipping division four years ago, but had previously relied on leased jets. (Photo by Johannes EISELE / AFP)


Amazon compra sus propios aviones en EEUU para satisfacer las necesidades de entregas

Mientras las aerolíneas continúan reduciendo sus flotas, Amazon está comprando aviones, ya que la pandemia del covid-19 ha impulsado la demanda de entregas de productos pero ha reducido drásticamente el movimiento de personas.

 

 

Amazon anunció este martes la adquisición de once Boeing 767-300 de las aerolíneas locales Delta y WestJet, que serán convertidos en aviones de carga.

 

 

Es la primera vez que el grupo adquiere aviones para montar su propia flota, en lugar de firmar contratos de alquiler con otras compañías.

 

 

«Tener aeronaves alquilados y propias en nuestra flota en crecimiento nos permite administrar mejor nuestras operaciones y, por lo tanto, mantener el ritmo para cumplir las promesas a nuestros clientes», dijo Sarah Rhoads, vicepresidenta de Amazon Global Air.

 

 

Los cuatro aviones Westjet se unirán a la flota de Amazon este año, mientras que los siete comprados a Delta estarán listos para la actividad en 2022.

 

 

Desde el inicio de la pandemia, Amazon ha estado trabajando duro en la logística, desde los almacenes hasta las contrataciones a través de los medios de transporte, para hacer frente al aumento de pedidos en Internet.

 

 

La industria de los viajes y el turismo han sufrido duramente los efectos de la crisis sanitaria al caer notoriamente la actividad.

 

 

El plan de apoyo a la economía estadounidense, aprobado a finales de diciembre, prevé una asistencia de 16.000 millones de dólares para salvar decenas de miles de puestos de trabajo en las aerolíneas y sus subcontratistas. Y unos 2.000 mi