fbpx

¿Cubrebocas de alta costura en tiempos de coronavirus?

Durante estos meses que el mundo ha sido víctima del coronavirus, las mascarillas se han convertido en una herramienta fundamental para mantenernos a salvo y en el instrumento que puede salvarle la vida a una gran parte del personal médico.

 

Algunas marcas de lujo han utilizado sus talleres para fabricar mascarillas, batas, guantes y hasta gel antibacterial para el personal de salud de diversos países. Y, aunque no lo creas, algunos otros diseñadores están confeccionando mascarillas como accesorio de moda.

 

En Nueva York, Collina Strada está creando mascarillas con tela de sus mismos diseños y compartió en su cuenta de Instagram el siguiente mensaje: «Al comprar esta máscara, proporcionaremos 5 mascarillas a trabajadores de la salud en Nueva York. No es que no las entreguemos al personal de la salud de todos modos, pero nos ayuda a hacer más y ayudar más».

 

Esta diseñadora ha colaborado con algunas otras marcas bajo la iniciativa Masks4Medicine (Máscaras para Médicos), en la que un grupo de Doctores de Nueva York solicita que se envíen mascarillas para las personas que se encuentran en la primera línea de atención contra el COVID-19.

Otro diseñador que también es parte de Masks4Medicine y convirtió su taller en una fábrica de mascarillas en Nueva York, pero no perdió la oportunidad de lanzar su propio diseño, es Cristian Siriano quien comparte en su Instagram: «¿Quizá esta mascarilla con perlas incrustadas podría ser el futuro de la protección y la moda? Necesitaba un poco de glamour para escapar del día».

Por otro lado, la diseñadora Ashley Nell Tipton ha creado cubrebocas de tela para donarlos a personal médico de San Diego California y, a su vez, quiso impactar positivamente con un diseño de Frida Kahlo, sin embargo, posteó el siguiente mensaje aclarativo en su Instagram: «Advertencia: Esta mascarilla no protege completamente contra ninguna enfermedad. Hay que asegurarnos de seguir todos los pasos necesarios, incluso el lavado de manos y el aislamiento social».

Ýrúrarí también se decidió a crear mascarillas tejidas con un concepto divertido, pero no quiso perder la oportunidad de recordar que no las pensaba vender: «soy solo yo tejiendo en casa para mantenerme sana, por favor, quédate en casa y cuídate».

En Venezuela, la diseñadora Gussy López, también está creando mascarillas que buscan unir diseño y protección. Bajo la iniciativa de Port De Bras, Gussy ya ha donado máscaras al personal que lo necesita, pero recomendó usarlas sobre una máscara N95, pues no protegen completamente contra el virus.

Por su parte, en México, la diseñadora Luciana Balderrama ha confeccionado cubrebocas para entregarlos al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Con información de: El Financiero

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: