fbpx


Disfruta del ballet «La Bella Durmiente» completamente gratis y en línea


Disfruta del ballet «La Bella Durmiente» completamente gratis y en línea

La Compañía Nacional de Danza y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura invitan a disfrutar del ballet “La bella durmiente del bosque”.

 

 

Con el objetivo de fomentar el gusto por la danza, en especial del ballet, a través del canal de YouTube del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura chicos y grandes pueden disfrutar del clásico de Charles Perrault con música de Tchaikovsky.

 

 

La historia de “La bella Durmiente” cobrará vida con 70 de los bailarines de la Compañía Nacional de Danza en escena, acompañados de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes.

 

 

Para formar parte de esta historia solo hay que dar click en: https://www.youtube.com/watch?v=hvY4QunDcvM&feature=youtu.be.

 

 

La presentación tiene una duración de 2 horas con 17 minutos.

 

La historia de este ballet

 

El ballet en el imperio ruso había alcanzado su máximo esplendor a fines del siglo diecinueve. El arte de la danza estaba directa y afectivamente vinculado con la dinastía gobernante (desde hacía siglos: la familia Románov), la que no sólo patrocinaba las actividades artísticas, sino que las mantenía con su patrimonio.

 

 

La Bella Durmiente del Bosque”, magistralmente coreografiado por Marius Petipa sobre la bellísima partitura homónima de Piotr Ilich Tchaikovsky,  confiere matices de dramatismo y fluidez melódica a la fulgurante orquestación.

 

El escenario de ballet en el que trabajó Tchaikovsky se basó en la versión de los Hermanos Grimm de la obra de Perrault titulada Dornröschen. En dicha versión los padres de la princesa, el rey y la reina, sobreviven al sueño de cien años para celebrar la boda de la princesa con el príncipe. No obstante, Vsevolozhsky incluyó en el ballet otros personajes de los cuentos de Perrault. Asimismo, se tomaron otros personajes de cuentos de hadas franceses. Por su parte, Tchaikovsky estaba feliz de informar al director de los teatros imperiales que había tenido el gran placer de estudiar la obra y que había logrado la inspiración adecuada para hacerle justicia.

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: