fbpx


Drama amoroso on fire: Corinna Larsen saca los trapitos del rey Juan Carlos al sol

Lo que comenzó como un escándalo de corrupción por parte de la corona española ahora se pasó al drama amoroso con las explosivas declaraciones de Corinna Larsen, ex amante del rey Juan Carlos, que bueno, nada más avivan el fuego confirmando los hechos, pero buscan limpiar el nombre de Larsen.

 

 

Resulta que la empresaria alemana concedió una entrevista a la BBC donde declaró que las cuentas de los malos manejos que se traía el monarca son solo algunas y aparecerán más.  También afirmó que los 76 millones de dólares que le regaló el que fuera jefe del Estado español -unos movimientos bancarios que están siendo investigados por la justicia suiza- fueron como “reconocimiento” a lo que significó para él por la relación que ambos mantuvieron entre 2004 y 2009.

 

 

Corinna también mencionó que Juan Carlos llegó a proponerle matrimonio (ajá, aún casado con la reina Sofía), así que le parece algo absurdo que “estén convirtiendo 40 años de modus operandi de una empresa familiar en un foco sobre una persona. Y esa persona soy yo… porque habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones”.

 

 

Como Larsen salió embarrada en las malas mañas de Juan Carlos, ahora que la Fiscalía del Tribunal Supremo está investigando a la corona española por conductas sospechosas de constituir comisiones ilegales y otros posibles delitos derivados como fraude a la Hacienda Pública o blanqueo de capitales, este era el momento ideal para alzar la voz.

 

 

Los 76 millones

 

Corina admite haberse encontrado “muy sorprendida” porque el regalo era enormemente generoso, pero justifica que desde 2011 Juan Carlos le había hablado sobre su deseo de gestionar su testamento en vida.

 

 

Larsen insiste en que el rey no deseaba lavar dinero al legárselo a ella. Además, asegura que el monarca hizo “intentos desesperados para que volviera con él”, de ahí que le pidiera devolver el moche que le mandó. Situación que, asegura, solo demuestra el lapsus obsesivo que Juan Carlos tiene por ella.

 

 

“En cierto momento se dio cuenta de que no iba a volver y se puso completamente furioso. Pidió que le devolviera todo. Creo que fue solamente un berrinche. Él confirmó en la investigación suiza que en realidad nunca pidió que se le devolviera el dinero y que yo nunca tuve el dinero en su nombre”.

 

 

El accidente de Safari

 

 

El famoso accidente en Botsuana dentro del cual el monarca se accidentó y sufrió una fractura de cadera es uno de los primeros episodios con los que estallaron las acusaciones de corrupción y en el que ventiló la relación con Larsen. Sin embargo, la susodicha afirma que ese viaje fue regalo del monarca para uno de sus hijos por su décimo cumpleaños, ya que sentía cariño por ellos pese a que la relación había terminado.

 

 

Juan Carlos estaba ahí para cazar a un elefante, pero de acuerdo con lo que Larsen expresó a la BBC, ella nunca mataría a un animal en vida, por ello se alejó. Además, este viaje sería otro de los intentos del rey para que Larsen volviera con él.

 

 

Asimismo, asegura que después del accidente del rey quedó “bajo una vigilancia total” que la aterrorizó. La corona trató de pintarla “como una Wallis Simpson, una Lady Macbeth, una suerte de personaje maligno que llevó a este maravilloso hombre por el mal camino en este viaje durante una gran crisis económica”. Auch.

 

 

Y como si la herida no fuera suficientemente grande, Corinna Larsen asegura que recibió una amenaza anónima en la que le decían que hay muchos túneles entre Mónaco y Niza, una alusión al choque en el que murió la princesa Diana de Gales en París. En su apartamento suizo, ha añadido, alguien dejó en el salón un libro sobre la muerte de la princesa.

 

 

Luego estaría la visita del entonces jefe de la inteligencia española, Félix Sanz Roldán, quien le habría dicho que si no seguía las instrucciones que mandaba el rey (no hablar con la prensa), no podrían asegurar la integridad física de Larsen y sus hijos.

 

 

El inicio del romance

 

 

Sobre el inicio de su relación con el rey de España, Larsen ha señalado en la entrevista que le conoció en una fiesta de tiro en febrero de 2004 porque Juan Carlos I tenía problemas con su arma. Ella cuenta que el rey tenía problemas con su arma. “Y yo sé bastante sobre eso, por lo que le podía explicar qué era lo que fallaba. Creo que quedó bastante sorprendido”.

 

 

Tras una primera cita conectaron “de inmediato y en muchas cosas” porque tenían intereses en común según Larsen, como eran “la política, la historia, la buena comida, los vinos”, manifesta en su relato, plagado de datos íntimos sobre su relación con Juan Carlos I.

 

¿Despecho o verdad? Quién sabe.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: