fbpx

El planeta Tierra en tiempos de COVID-19

La crisis de COVID-19 ha puesto al mundo de cabeza. Cierres de plazas comerciales, cines, parques, lugares públicos y mucho más tienen a la economía pendiendo de un hilo. Sin embargo, mientras el ser humano se encuentra aislado, la Tierra está teniendo su primer respiro de contaminación (de todo tipo) en años.

 

En la red abundan los videos de cómo muchas especies han “vuelto a la vida” tras la ausencia de personas en las calles. Así que el día de hoy, para celebrar el Día Mundial de la Tierra, queremos hacer una nota especial que haga notar todos los cambios en el entorno natural que se están viviendo mientras nosotros estamos en casa.

 

Menos contaminación

 

De acuerdo a muchos reportes, la calidad del aire ha mejorado en los países que están en cuarentena. El ejemplo más grande fue el del epicentro de la pandemia, Wuhan, China, que durante su cuarentena vio caer los niveles de contaminación del aire pasando de un indicador que solía estar en rojo o naranja a azul (lo más limpio posible).

 

Así mismo, a nivel general, en el país asiático podría haber reducido las emisiones de CO2 al menos en una cuarta parte. Los datos, de acuerdo con los análisis llevados a cabo, apuntaban a una disminución de 100 millones de toneladas del consumo de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Wuhan.

 

El índice de contaminación del aire de Italia, el país más afectado de Europa, también pasó de rojo a azul. En el caso particular de Venecia, las consecuencias del aislamiento de la población, así como la drástica reducción del turismo, también han sido evidentes en sus aguas, con una notable disminución de la contaminación. Con menos tráfico en los canales, los sedimentos que arrastraban las embarcaciones han vuelto al fondo, reduciendo el agua turbia y se han vuelto más claras y cristalinas.

 

 

El agua de los canales de Venencia durante la cuarentena.

 

Desafortunadamente, parece que ni siquiera el COVID puede cambiar la situación que vivimos en Toluca pues, apenas en días anteriores, la capital del EdoMéx registró niveles altos de contaminación y saturación de partículas de 2.5 micras (las más dañinas para la salud) y de 10 micras.

 

¿Realmente se están siguiendo las medidas de aislamiento?

 

La naturaleza se abre paso

 

Tailandia, Venecia, Australia, Japón, España… Estos son sólo algunos de los países que han visto a su fauna poblar las calles aprovechando que la gente está ausente y, en otros casos, reclamando su alimento diario yendo hasta las zonas urbanas.

 

En Nara, la ciudad de los ciervos de Japón, estos animalitos decidieron ir a la ciudad para buscar comida, pues están acostumbrados a que los turistas los alimenten.

 

 

En Tailandia vimos cómo los elefantes, tomados de sus colitas, atravesaban una carretera con tranquilidad y parsimonia, sin miedo a ser heridos. La gente se asombraba de lo que veían mientras los dejaban pasar.

 

O recuerden a los monos que corrían por montones en las calles de Songkhala en este mismo país exigiendo que la gente les diera comida. ¡Eran cientos!

 

En Barcelona un jabalí paseaba en plena Avenida Diagonal. Esta especie pertenece a zonas periurbanas, por eso fue toda una novedad ver al curioso visitante pasarla tan bien. En Madrid, los míticos pavos reales que suelen habitar en el parque de El Retiro, sin embargo, ante la reducción de peatones, decidieron ir un poco más allá y poblar las calles de la ciudad.

 

La lista de ejemplos es mucho más larga: cabras en el pueblo de Chinchilla (Albacete, España); coyotes en poblaciones estadounidenses; zorros en las calles de Londres, fauna marina que regresa a los arrecifes de México.  Incluso en días anteriores les hablamos de la reintegración de los bisontes americanos en Coahuila.

 

La oportunidad de reflexionar sobre el daño que le causamos al planeta

 

 

Si ponemos atención a las cifras y a las apariciones de los animales en lugares nunca antes vistos, todo indica a que el ser humano es el causante de muchos de los males del planeta. Sí, no es una noticia nueva, sabemos que somos los principales creadores del efecto invernadero, los principales contaminantes del agua, los principales asesinos de la fauna…

 

 

Y aunque la mayor parte de la culpa la tienen las grandes empresas, es momento de comenzar a entender que las pequeñas acciones cambian al mundo, aunque sea un poquito.

 

 

Durante esta cuarentena, piensa qué hábitos puedes cambiar para salvaguardar la vida de las especies. ¿No sabes cómo? Bueno, empieza pensando en cuántos popotes, bolsas y botellas desechables usas al mes y a dónde van a parar. ¿Tienes la respuesta? ¡El mar! Bien sabemos que nuestros desechos son la causa de muerte de muchas especies marinas que se comen los plásticos o se asfixian con las bolsas.

 

Si te echas un clavado al internet verás que ya hay muchas formas de sustituir los desechables. Y, aunque son caros, estos productos ecológicos son incluso más duraderos de lo que te imaginas.

 

Aquí te dejamos una nota para que conozcas algunas opciones: https://miescaparate.com.mx/sigue-estos-tips-y-reduce-el-uso-de-plasticos-en-casa/

 

Tierra solo hay una. ¡Cuídala!

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: