fbpx

Estas son las fases para el regreso a la “nueva normalidad”

Ya llevamos 51 días dentro de la Jornada de Sana Distancia. Seguramente tu cuerpo lo sabe porque ya ha sido mucho desde que pudimos tener contacto con la cotidianidad a la que estábamos acostumbrados.

 

Y sí, es un hecho que, con el pico de contagios y con los rebrotes de final de año, nada de esto va a ser igual que antes. Quizá vamos a vivir con el miedo de contagiarnos hasta que tengamos acceso a la vacuna y nos hagamos inmunes al COVID19, sin embargo, mientras ese momento tan esperado llega, estas son las fases que ha planteado el señor presidente para volver a la “nueva normalidad” durante su mañanera de este miércoles 13 de mayo.

 

La primera fase comenzará el próximo 18 de mayo por los que han nombrado “municipios de la esperanza” en los que no se han registrado casos de COVID y tampoco colindan con entidades que tienen contagios. Se prevé que esta reapertura se lleve a cabo en 269 municipios de 15 estados que cumplen con estas características.

 

Antes de la apertura de estos municipios, se emplearán cercos sanitarios en todas las áreas involucradas: educación, espacios públicos, área laboral, las personas más vulnerables. De igual forma se implementarán medidas de salud pública y de trabajo específicas.

 

 

Para la fase dos, que se llevará a cabo del 18 al 31 de mayo, se ha acordado reactivar sectores esenciales como la minería, la construcción y la fabricación de equipo de transporte. Aunque suena sencillo, la verdad detrás de esta reactivación se encuentra en la creación de protocolos sanitarios específicos para cada empresa, la capacitación del personal entorno a estos protocolos, la readecuación de espacios y procesos productivos y por último, la implementación de filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral.

 

En la fase iniciaría el 1 de junio e involucraría la activación de un “semáforo de riesgos” por regiones para comenzar el sondeo de la posibilidad de reapertura de actividades sociales, educativas y económicas. Este semáforo es semejante al empleado en el Hoy No Circula e irá marcando el nivel de riesgo que implica cada actividad.

Básicamente, el semáforo indica el grado de riesgo que implica realizar ciertas actividades, cuáles y en qué medida sí se pueden realizar y bajo qué circunstancias se podría reintegrar la población a estas actividades de manera «normal». Por eso el regreso a las aulas solo podría darse hasta que el semáforo esté en verde, es decir, sin riego absoluto.

 

 

 

El presidente, otra vez sin cubrebocas, pidió que se memoricen las fases y el semáforo de riesgo; además, solicitó a los medios que creen una buena difusión de esta información para que el retorno a la nueva normalidad sea aún más exitoso. También aseguró que estaría informando qué tan bien va resultado su plan.

 

Según lo comentado por Jorge Alcocer, Secretario de Salud, la jornada de Sana Distancia termina en 17 días y si todo va de acuerdo a este plan progresivo, estaríamos reponiéndonos lentamente de la crisis sanitaria que nos mantiene cautivos desde mediados de marzo.

 

Y bueno, el plus de todo esto (y de no usar cubrebocas en los mañaneros ni mantener una Sana Distancia), es que el tan conocido vocero de Marcelo Ebrad, Roberto Velasco, ya dio positivo al COVID19. Así que aquí la razón por la cual el canciller y su allegado no asistieron a la presentación del plan de esta mañana.

 

Esperemos que el señor Ebrad use cubrebocas a partir de ahora y que, en el mejor de los casos, no tenga COVID19.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: