Hacienda lo hizo otra vez: se viene el aumento a las tarifas de celulares

El aumento de impuestos de ciertas categorías es un clásico cada que inicia un nuevo año y para el 2021 Hacienda ya ha propuesto aumentar los precios por el derecho anual del uso y aprovechamiento del espectro en la banda 800MHz que se utiliza para que tengamos acceso a servicio de telefonía e internet móvil.

 

 

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 se plantea que las cuotas de dicho servicio en México están muy por debajo de las referencias a escala internacional, así que, de aprobarse el aumento, las compañías telefónicas terminarían pagando más dinero a Hacienda y, por lo mismo, los usuarios veríamos un alza en los precios de sus planes móviles.

 

 

Según la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Derechos planteada por la Secretaría de Hacienda, se incrementaría un 56.5 por ciento la cuota a la banda de 800 Mega Hertz para el 2021; el aumento porcentual más grande desde que se estableció la tarifa en 2003, según datos del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones.

 

 

Este impuesto no es nada nuevo ni se lo han sacado de la manga. El espectro radioeléctrico que las telefonías usan como recurso para ofrecer sus servicios pertenece al Estado, por lo tanto, se debe pagar por su uso y aprovechamiento.

 

 

De acuerdo con Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (CIU), aunque dicho cobro les correspondería 100% a las empresas, para conservar el margen de ganancias los corporativos terminan aumentando tarifas a los usuarios para que ellos sean los que paguen una porción del pago.

 

 

Los posibles afectados serían América Móvil de Carlos Slim, AT&T de Mónica Aspe, Telefónica-Movistar de Camilo Aya e Izzi de Salvi Folch.

 

 

Con esta modificación, la banda 5G que se busca expandir en todo México vería barreras, no solo por el precio que costaría mantenerla pagando el nuevo impuesto, sino también por el golpe al bolsillo del consumidor.

 

 

En México el servicio de telefonía e Internet no está considerado como canasta básica, por eso es sencillo que los impuestos terminen “disfrazados” en estas áreas y,de entrar en vigor lo que pide Hacienda, los costos que pagaríamos por el internet móvil se dispararían exageradamente.