fbpx


Íralo: Trump da positivo por covid-19 a un mes de las presidenciales

(AFP). Donald Trump, anunció que tiene coronavirus, una noticia que agita el panorama político estadounidense a un mes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, aunque su doctor afirmó que se encuentra «bien» y seguirá trabajando durante la cuarentena.

 

 

El mandatario, de 74 años, comunicó en un mensaje en Twitter que él y su esposa Melania, de 50 años, están infectados.

 

 

«Esta noche la primera dama y yo dimos positivo por covid-19. Empezaremos inmediatamente nuestra cuarentena y recuperación. ¡Venceremos esto JUNTOS!», escribió el mandatario en Twitter.

 

 

Sean Conley, médico personal del mandatario, afirmó que se encuentra «bien» y que seguiría cumpliendo sus «funciones sin interrupción».

 

 

Sin embargo, la noticia es un balde de agua fría para los republicanos, que ya tuvieron que suspender el mitin de Trump en Florida de este viernes. Según las encuestas, el jefe de Estado está por detrás de su rival demócrata Joe Biden en intenciones de voto.

 

 

Una de las cuestiones que penaliza más al responsable en los sondeos es su gestión de la crisis del coronavirus, considerada nefasta por sus adversarios y por buena parte de la comunidad científica. Y la prueba flagrante sería que el país es el más enlutado del mundo con más de 207.000 muertos, es decir una quinta parte de los decesos mundiales por coronavirus.

 

 

 «Fin de la pandemia a la vista»

 

 

Trump ha minimizado a menudo la enfermedad, se ha resistido a usar mascarilla y ha convocado mítines multitudinarios donde muchos de sus seguidores también han hecho caso omiso a las medidas de protección frente al virus.

 

 

Justamente el jueves, en un discurso en un acto caritativo en Nueva York, Trump dijo que «el fin de la pandemia estaba a la vista y el próximo año será uno de los más grandes en la historia» de Estados Unidos.

 

 

El presidente también es criticado por su falta de empatía y compasión hacia las víctimas y por tener actitudes irresponsables que podrían aumentar la confusión en un mundo temeroso y desconcertado ante la magnitud de esta pandemia, como por ejemplo cuando dijo que tal vez una inyección de desinfectante podría ser eficaz contra el virus.

 

 

Horas antes de confirmar que era positivo, Trump había confirmado en una entrevista con Fox News que Hope Hicks, una consejera muy cercana, tenía coronavirus y que él y su esposa se habían sometido a un test y a la espera de los resultados preferían aislarse.

 

 

Hicks estaba a bordo del Air Force One con el presidente rumbo a Cleveland, Ohio, el martes para el debate contra Joe Biden, y el miércoles, en un viaje a Minnesota para un mitin de campaña.

 

 

Este viernes, el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo anunció que él ha dado negativo en los test. «Me siento fantástico», dijo Pompeo, enviando sus mejores deseos a Trump.

 

 

Mensajes de apoyo de todo el mundo

 

 

Trump se suma así a la lista de responsables políticos que han contraído el virus, entre ellos el presidente brasileño Jair Bolsonaro y el primer ministro británico Boris Johnson.

 

 

Este último fue uno de los primeros en reaccionar este viernes a la noticia y envió un mensaje de apoyo a Trump y a su esposa, deseándoles una pronta recuperación.

 

 

Desde Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, también deseó al jefe de Estado que se restablezca rápidamente y recordó que el coronavirus «es una batalla de todos (…) Da igual en qué lugar del mundo se viva».

 

 

Especialmente cercano fue el mensaje del presidente ruso Vladimir Putin. «Estoy convencido de que su vitalidad natural, su fortaleza de espíritu y su optimismo le ayudarán a vencer a este peligroso virus», dijo el presidente ruso en un telegrama enviado a su homólogo.

 

 

Desde Berlín, la canciller Angela Merkel también envió sus mejores «deseos» a Trump y su esposa, y confió en que «se restablezcan rápidamente».

 

 

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también deseó «una pronta y completa recuperación» al presidente estadounidense, quien ha criticado con virulencia esta entidad de la ONU por su gestión de la pandemia y por haber tardado en alertar al mundo sobre los peligros que representaba la enfermedad.

 

 

Más restricciones en Europa

 

 

En todo el mundo, más de 34 millones de personas han sufrido ya el coronavirus, según cifras de la AFP basadas en fuentes oficiales, pero el número real de infectados y fallecidos es sin duda mucho mayor.

 

 

América Latina y el Caribe es actualmente la región más golpeada, con más de 349.000 fallecidos y 9,4 millones de casos.

 

 

El jueves, unos 3.000 migrantes hondureños que huyen de la pobreza y la violencia, entraron en Guatemala en caravana, en una peligrosa travesía que hace caso omiso de las restricciones en vigor por el coronavirus y que pretende llegar a Estados Unidos.

 

 

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ordenó la detención del grupo considerando que ingresaron ilegalmente en el país y están poniendo en peligro la salud de los guatemaltecos.

 

 

En Europa, donde ya hay más de 233.099 muertos y 5,5 millones de contagios por covid-19 desde finales de 2019, el aumento de los nuevos casos es vertiginoso y obliga a países como Francia o España a incrementar las restricciones.

 

 

España, que ya suma 31.800 decesos desde el inicio de la pandemia, es hoy en día el país de la Unión Europea con la peor incidencia del virus, 284 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra que en Madrid llega a 735.

 

 

En la capital española entrará en vigor antes de la medianoche de este viernes un decreto que ordena el confinamiento perimetral de Madrid y de nueve localidades vecinas, para frenar la propagación del virus.

 

 

La medida afectará a más de 4,5 millones de personas que solo podrán salir de sus vecindarios para trabajar, ir al médico o llevar a los niños al colegio.

 

 

En Francia, donde el número total de fallecidos superó los 32.000 el jueves, las autoridades sanitarias anunciaron que París está a punto de pasar al nivel de «alerta máxima», a partir del lunes. Es decir, deberán cerrar bares y restringirse severamente las reuniones sociales.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: