fbpx

Las lenguas indígenas están de fiesta, ya se les reconoce como lenguas nacionales

En un momento donde los pueblos indígenas luchan por su inclusión y defensa de lenguas maternas, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la reforma constitucional en la que se adiciona al artículo 2 constitucional el reconocimiento de las lenguas indígenas como lenguas nacionales de México.

 

 

Esta modificación establece que las lenguas indígenas forman parte del patrimonio cultural de la nación, por lo que el Estado fomentará su preservación, estudio, difusión, desarrollo y uso.  Además, se promoverá una política lingüística multilingüe que propicie que las lenguas indígenas se alternen en igualdad con el español en todos los espacios públicos y privados.

 

 

La diputada morenista Irma Juan Carlos, quien además es una indígena chinanteca y y presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas en el Congreso de la Unión, fue la primera en celebrar vía Twitter este paso tan grande en materia de pueblos indígenas.

 

 

 

 

 

La lucha antes de este triunfo

 

 

Kau Sirenio, periodista mixteco de la región ñuu savi de Guerrero, expresa en su columna de Pie de Página que este triunfo viene cargado de un movimiento arraigado de los pueblos indígenas que, pese a no tener los recursos necesarios, siguieron alzando la voz para no ser borrados del mapa lingüístico mexicano.

 

 

¿Por qué fue esta reforma se ha convertido en motivo de celebración para los pueblos? Sirenio menciona que antes de ver palpable esta modificación del artículo 2 constitucional, cada pueblo comenzó a hacer lo que podía desde su posición de olvidados: “unos hicieron radios, otros trabajaron documentales, hubo quienes tradujeron novelas universales para generar materiales que sirvieran de archivos, y los maestros bilingües diseñaron estrategias de enseñanza sin usar el español”.

 

 

Entre las instituciones más sobresalientes que nacieron de estas trincheras de defensa están Ve’e Tu’un Savi, la Academia de la Lengua Mixteca que comprende la nación Ñuu Savi en los estados de Puebla, Guerrero y Oaxaca; y el Comité de Desarrollo Lingüístico Me’phaa, una dependencia creada por lo hablantes del idioma tlapaneco para organizar congresos en la zona de Guerrero donde “se reúnen a revisar el avance de la investigación, así como hacer una estrategia para recuperar su forma oral y organización comunitaria”, puntualiza Sirenio.

 

 

 

El reto en el futuro

 

 

Ante esta aprobación tan valiosa los retos a futuro comienzan desde hoy y no solo a nivel estatal o local, sino también en esos pequeños puntos de convergencia como las escuelas, las universidades, los centros de salud, los centros laborales, el transporte público, etc.

 

 

Cada ámbito social y educativo tendrá que dar un paso muy grande y crear las alternativas necesarias para que la inclusión de las lenguas indígenas se haga evidente. La reforma no puede quedarse estancada, no puede morir en papel.

 

 

 

 

 

“Las universidades tendrán que trabajar con los investigadores de las lenguas indígenas para diseñar la enseñanza de lengua materna en las aulas […], el servicio de salud tendrá la tarea de crear materiales en lenguas maternas, para que la información llegue por igual a todas las comunidades indígenas […], “la Secretaría de Relaciones Exteriores deberá de trabajar más para concientizar a los mexicanos que en el país hay 68 lenguas maternas agrupadas en 10 familias lingüísticas […]”, puntualiza Kau Sireno.

 

 

Ahora más que nunca se debe crear una política pública apegada a no discriminar a los pueblos indígenas y “reforestar a las comunidades que se quedaron desérticas ante la pérdida de su identidad lingüística y cultural, la exclusión étnica en país plurilingüe y multicultural”.

 

 

El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) cataloga la diversidad lingüística de los pueblos indígenas en México en tres categorías: once familias lingüísticas, 68 lenguas nativas y 364 variantes, de las cuales 50 por ciento están en proceso de desaparecer.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: