fbpx


¿Las vacunas desarrolladas hasta ahora son efectivas ante la nueva cepa COVID19?

Vamos de mal en “pior”, y esto lo decimos, primero, porque el Edomex está en semáforo rojo desde el pasado 19 de diciembre; segundo, porque los países se están volviendo locos tras el descubrimiento de la nueva cepa de coronavirus reportada en Reino Unido y que parece haberse extendido a algunos otros países de Europa.

 

 

El pánico cundió porque muchos de nosotros (y otros del mundo entero) nos preguntamos si las vacunas desarrolladas hasta el momento nos van a proteger contra la variación del bicho porque, según el primer ministro de Inglaterra, Boris Johnson, y un grupo de científicos, esta sería hasta un 70% más infecciosa que el actual virus.

 

 

“Aunque hay una considerable incertidumbre, puede ser hasta un 70% más transmisible que la antigua variante, la versión original de la enfermedad. Estos son datos iniciales y están sujetos aún a revisión”, explicaron los científicos británicos.

 

 

Ahí tienen la razón de por qué medio mundo suspendió vuelos a Reino Unido (obvio a México le valió… otra vez).

 

En resumen, estas son tres de las razones por las que la nueva cepa nos preocupa:

 

  • Está remplazando de manera rápida a otras versiones del virus.
  • Tiene mutaciones que afectan a una parte del virus que parece importante.
  • Algunas de esas mutaciones ya demostraron en el laboratorio que aumentan su capacidad de infectar células.

 

 

Mutación, adaptación y vacunas

 

 

Ahora, ¿las vacunas de Pfizer y Moderna serán capaces de protegernos contra este bicho?

 

 

De acuerdo con Jens Spahn, ministro de Salud de Alemania, las vacunas actuales contra el covid-19 son resistentes a la nueva variante del virus detectado en Reino Unido. ¡Qué alivio!

 

 

“Por todo lo que sabemos hasta el momento y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas, (la nueva cepa) no tiene ningún impacto en las vacunas“, mencionó y nos quitó el Jesús de la boca.

 

 

La BBC también da su punto de vista y dice que “las tres vacunas más avanzadas desarrollan una respuesta inmune contra el pico del virus, razón por la cual surge la pregunta de si nos va a proteger o no de la nueva cepa”.

 

 

Así, como las hasta ahora aprobadas son dosis que entrenan al sistema inmunológico para atacar partes diferentes del virus, aunque una parte del virus cambió, las vacunas aún deberían funcionar. El problema vendría si se deja que el virus desarrolle más y más variaciones, pues uno de los grandes cambios de la nueva cepa se dio en la proteína de pico, que es la llave que usa el virus para abrir la puerta a las células de nuestro cuerpo y apoderarse de ellas.

 

 

También puedes leer: ARN, la molécula que podría sacarnos de la pandemia

 

 

Según lo compartido por el doctor Ravi Gupta de la Universidad de Cambridge para la BBC, sus estudios sugieren que la mutación hace que los anticuerpos de la sangre de los sobrevivientes a la enfermedad sean menos efectivos para atacar el virus.

 

 

La inefectividad de una vacuna ocurre cuando el virus cambia, por lo que esquiva el efecto completo de la dosis y continúa infectando a las personas, pero hasta el momento las que ya están aprobadas se mantienen firmes para combatir el SARS-CoV-2 original y esta variación llamada “VUI202012/01”.

 

 

Esta variante es solo la última en mostrar que el virus continúa adaptándose a medida que nos infecta a más y más de nosotros. Así son las enfermedades.

 

 

Pero calma, para esto solo tendrían que actualizarse las vacunas, tal como sucede con las de la gripe. Afortunadamente las desarrolladas hasta el momento son fáciles de adaptar y encima de todo, trabajan con ARN, un elemento químico muy efectivo.

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: