fbpx


Muy bello el live action y todo, pero, ¿Mulan realmente existió?

La película del momento es, sin duda, el live action de Mulan. Aunque no hay general Zhang, Mushu ni canciones como “Mi chica es la razón” que nos alegraron la cinta original de 1998, esta adaptación sin duda se saca un diez.

 

 

La historia de la guerrera imparable con un chi superior al de cualquier otro nos robó el corazón porque, vamos, este live action es uno de los mejores que Disney ha hecho y por fin entendemos por qué tanta euforia con su estreno.

 

 

Pero, ¿Mulan realmente existió en la historia real de China?  Hay muchas cosas que tenemos que decir al respecto.

 

 

Primero, debemos recordar que este país asiático está lleno de leyendas y mitos que nutren a su cultura, y es precisamente ahí donde podemos encontrar una de las primeras pistas de Hua Mulan.  Entre los típicos relatos de dragones y guerreros yace uno que habla de una mujer que decidió ir a la guerra para proteger a su familia y a su nación y en el proceso rompió todas las barreras de género habidas y por haber.

 

 

Todo esto está contenido en el poema “La balada de Mulan” y su origen se remonta al siglo VI aproximadamente. Basándose en esto, los historiadores creen que Mulan vivió entre el 386 a 534 D.C, sin embargo, tales datos no han podido ser comprobados.

 

 

Aún con esa incertidumbre histórica, Mulan ya es un ícono de nacionalismo en China pese a que el gobierno suele censurar todo lo que tenga que ver con inclusión y diversidad.

 

 

¿Qué dice la balada?

 

 

Según reza la balada, Mulan era la mayor de la familia, pero su hermano menor no podía ir a la guerra debido a que aún era muy joven. Así como en la peli, ella decide tomar el lugar de su progenitor y marchar a la guerra. Hua Mulan viajó 10 mil millas hasta llegar a la batalla y ahí se unió a los soldados siempre vestida de con la armadura para no ser descubierta.

 

 

En el relato se menciona que esta mujer fue fantástica en las filas guerreras y se convirtió en uno de los mejores soldados, sin embargo, ¡su historia en la armada fue de 12 años! Después de ese tiempo regresó al palacio del emperador donde se le concedieron grandes honores que, obviamente, rechazó y solo pidió un corcel veloz para volver a su hogar.

 

 

Su familia la recibió con júbilo y se lee:

 

“Abro la puerta al Este de mi cámara, me siento en el diván al Oeste. Me quito el uniforme de guerrera y me visto con mi antigua túnica”.

 

Solo fue cuando Mulan salió vistiendo ropajes de mujer que sorprendió a sus compañeros de combate, ya que nunca se imaginaron que fuese una mujer.

 

 

La balada finaliza con una expresión muy importante a cerca de los roles de género:

 

 

“La liebre macho gusta de patear y pisotear.

La liebre hembra tiene los ojos vidriosos y llorosos.

Pero si las liebres corren juntas por el campo, ¿quién puede distinguir cuál es macho y cuál es hembra?”.

 

 

¿Te recuerda a algo? ¡Exacto! Así empieza el live action que se estrenó hace unos días.

 

Aquí te dejamos el poema completo.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: