fbpx


Que siempre sí: México participará en ensayos clínicos de Spuntik V

Después de que López-Gatell dijera que la bendita vacuna rusa podría ser un peligro por razones de bioseguridad hoy en la mañanera quedaron descartadas esas alegaciones porque como el COVID19 da más miedo que otra cosa, el gobierno de AMLO ya llegó a un acuerdo con Rusia para que la vacuna llegue al país.

 

 

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó que nuestro país participará en las pruebas fase tres de la vacuna que desarrolla el Instituto Galemaya y para ello “proporcionará” 2 mil voluntarios.

 

 

Eso sí, para que eso suceda ya se solicitó a los rusos la información técnica y los protocolos de pruebas para que sean analizados por las autoridades regulatorias mexicanas y los compas de la Secretaría de Salud.

 

 

El pacto con Rusia y otros países

 

 

La big question que nos surge es, ¿cómo rayos llegamos a la Sputnik V? Resulta que Ebrard se reunió con el mero mero de la Embajada de Rusia, Víctor K. Koronelli, para ver qué show, o sea, para ver si México podía entrar a las pruebas de la hija pródiga.  Entonces ya con esa charlita se pactó la onda de colaborar con Putin.

 

 

Eso no es todo, porque las declaraciones del secretario de Relaciones Exteriores también confirmaron que nuestro país también le va entrar a las investigaciones del Instituto Galemaya de Moscú para ver qué onda con todos los cuestionamientos mundiales ante Spuntik V.

 

 

Y ¡oh sorpresa!, también tenemos un pacto con Italia. Así es, el gobierno mexicano ya amarró la participación en los estudios clínicos de la vacuna GRAd-COV 2 desarrollada por la compañía ReiThera de Roma. Aquí ya hay 90 voluntarios participando en los testeos.

 

 

 

¿Y la de AstraZeneca?

 

 

Como ya sabes, México ya tiene pacto con Argentina-AstraZeneca-Oxford para producir la vacuna de COVID19 que se distribuirá en toda América Latina (excepto por Brasil).

 

 

En este proyecto se contempla una inversión más o menos de 25 mil millones de de pesos y contará con la participación de la Fundación Slim. El objetivo es asegurar la distribución de la vacuna contra el COVID-19 de manera universal y gratuita en México.

 

 

La fase 3 de las vacunes es el proceso donde los investigadores hacen pruebas en miles de personas, entre ellas, individuos que forman parte del grupo de riesgo.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: