fbpx

Reina de belleza cambia la corona por su bata de médico para combatir el COVID-19

Siempre es buen momento para hablar de girl power y esta vez es una noticia que incluye al coronavirus.

 

Bhasha Mukherjee tiene 24 años y es todo un ejemplo a seguir. Fue coronada Miss Inglaterra en 2019 y ahora regresó a Reino Unido para trabajar como médico en plena pandemia de COVID-19, abandonando su gira de obras de caridad por el extranjero.

 

Bhasha tomó un descanso en su carrera como especialista en medicina respiratoria después de competir en el concurso de Miss Mundo en diciembre de 2019 en donde representó a Inglaterra y quedó entre el top 40. Después del momento de reconocimiento y en pleno año de su reinado, la joven de regresó a su labor como médico.

 

La reina de belleza estuvo en India durante un mes a principios de marzo, representando a la organización de beneficencia Coventry Mercia Lions Club, con su respaldo visitaron escuelas y un hogar para niñas abandonadas donde se donó material de papelería y dinero, respectivamente.

Conforme la gravedad de la propagación del coronavirus avanzaba en el Reino Unido, ciudad donde Bhasha se estableció hace varios años, la ex reina de belleza recibía mensajes de sus colegas médicos del Pilgrim Hospital de Boston, Inglaterra, contándole las alarmantes cifras y los múltiples casos de contagio. Fue así que Bhasha contactó al equipo de administración del Hospital para solicitarles de nuevo su puesto y reintegrarse cuanto antes a combatir con su equipo la pandemia del coronavirus.

 

Aun realizando obras de caridad, Bhasha se sentía frustrada de portar la corona de Miss Inglaterra, pues veía que miles de personas en el mundo estaban muriendo por el nuevo virus, ese fue su motivo de oro para volver al mundo de la medicina. Así, después de batallar con la Alta Comisión Británica en Kolkata para encontrar un vuelo desde India a Frankfurt y luego a Londres, Basha por fin está de regreso en Inglaterra.

 

Mukherjee se autoaislará durante dos semanas antes de regresar a trabajar al Hospital Pilgrim, donde colaborará en los departamentos que lo necesiten para combatir los estragos ocasionados por el coronavirus.

 

Hasta este el lunes 6 de abril, Reino Unido había registrado más de 48,000 casos de la COVID-19 y cerca de 5,000 fallecimientos.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: