fbpx

Skate like a girl: Brenda Salazar

Brenda empezó a patinar a los 7 años y recuerda que siempre fue una niña competitiva: le gustaba aprender más, lograr más y en su primera competencia, después de solo un año de entrenamiento, logró su primera medalla de oro en un campeonato nacional. En su última competencia, el Artistic Skating World Championship 2021, celebrado el 29 de septiembre en la Asunción, Paraguay, logró colocarse en la décimo octava posición. 

Con más de 15 años de trayectoria en el mundo del patinaje y casi 100 podios en su carrera, a los 22 años de edad esta joven mexiquense tiene mucho camino por delante.

Una familia dedicada al patinaje

Después de trabajar por más de 6 años con Israel, su primer entrenador, y de haber obtenido varios campeonatos y subcampeonatos, él tuvo que cambiar de residencia. Entonces el papá de Brenda se convirtió en su entrenador. 

¿ANDAS ESTRESADON? AQUÍ UNA GUÍA PARA IDENTIFICAR EL ESTRÉS, ENTENDERLO Y TRABAJARLO

Su papá, cuenta Brenda, es una persona a quien le gusta aprender muchas cosas, y así fue con el patinaje: empezó de ceros, tomó muchos cursos e incluso aprendió a coser para ayudar en la confección de los trajes que usaría su hija en las competencias. También se convirtió en coreógrafo, ya que entre los dos ponen las coreografías para las competencias. 

A la fecha, sus padres dejaron su empresa de tecnología y ahora se dedican de lleno al patinaje: tienen un equipo, dan clases y venden productos para este deporte. 

Fotos: Jesús Mejía

Enfrentar los nervios

Entre la preparación física y la práctica, el entrenamiento de Brenda dura, más o menos, tres horas durante seis días a la semana. Cuidar la alimentación, nos dice, es muy importante para resistir la demanda física que esto requiere.

Brenda nos confiesa que siempre le ha dado mucho nervio la competencia. Escalofríos, el cuerpo tenso o sentir su corazón agitado son algunos síntomas, es entonces cuando hay que cambiar el enfoque: usa ciertos ganchos para transformar los pensamientos negativos, recordar por qué está ahí y no dejar que el autosabotaje —eso que muchas veces nos impide llegar a nuestra meta— nos gane.

Para mantenerse motivada, Brenda nos dice que es importante ponerse metas, unas a largo plazo y entre ellas unas más pequeñas, establecer cuáles son los retos y, sobretodo, tener determinación y ser constante.

Fotos: Jesús Mejía

Actualmente Brenda cursa el séptimo semestre de la licenciatura en Actuaría en la Universidad Anahuac, en donde tiene una beca académica por excelencia y aunque la carrera es demandante —muchas matemáticas, mucho estudio y un recorrido largo todos los días a la escuela—, ella está más segura que nunca de mejorar en el patinaje. Su meta es hacer un mejor papel en el próximo mundial en Argentina y subir de ranking al top 15. Seguro lo logrará.

Spoiler: cuando llegamos al parque en Naucalpan, lo primero que vimos al llegar a las canchas es un mural pintado en las gradas; en él están Brenda y su hermana en modo patinadoras, ¡qué orgullo!  

A %d blogueros les gusta esto: